¿Por qué es importante para MVS tener un canal de TV en la Ciudad de México?

Compartir

Por Nicolás Lucas, El Economista

El Canal 52Mx de la familia Vargas mutó este lunes 5 de noviembre al concepto “MVS TV” y entró a la televisión abierta de la Ciudad de México a través de la señal digital 6.4 del Grupo Multimedios Televisión, resultado de un acuerdo de arrendamiento de señal firmado por ambas empresas en julio pasado.

De esta manera, la política regulatoria y la tecnología hacen posible que un canal de televisión de paga transmita en abierto para acentuar la competencia y la pluralidad en el mercado televisivo más importante del país y también el más dinámico de toda América Latina.

El ingreso del 52Mx al abierto de la CDMX es posible, porque el avance tecnológico permite a los operadores del sector la posibilidad de “dividir” su señal en canales adicionales y la legislación vigente ampara a éstos y a terceros en el arrendamiento de infraestructura y/o espectro radioeléctrico para transmitir otros contenidos por esos “nuevos” canales, una acción que abona a la competencia entre televisoras, que lleva nuevos productos a los consumidores y que también es resultado del apagón analógico comenzado por la extinta Cofetel y continuado en su mayor parte por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) desde el 2013.

MVS TV presenta, de momento, una variedad entre programas de revista, de opinión y aún se desconoce si presentará al público un noticiero. Su página institucional en Internet todavía está en construcción.

El 52Mx y MVS TV también tienen que ver con la Suprema Corte

Aparte, pero relacionado, MVS Comunicaciones y su filial Comband S.A. de C.V. –como dueña directa del que fuera el Canal 52Mx– también están próximas a conseguir la habilitación definitiva para transmitir en la Ciudad de México a través de una señal propia de televisión abierta.

Esto es resultado de una resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que en octubre dijo que sí es técnica y regulatoriamente procedente que el 52Mx transmita en televisión abierta aun teniendo en sus manos una concesión para televisión de paga y por tanto, ordenó al IFT a habilitar esta acción, con lo que habría habido repercusiones para el acuerdo MVS-Multimedios por el uso canal 6.4, pero sobre todo noticias positivas para MVS Comunicaciones.

Ahora, MVS está en una posición privilegiada para llegar a más televidentes, para crecer la competencia en el negocio de la televisión abierta capitalina, para fortalecer a Dish como su servicio de televisión de paga con un canal piloto en abierto; para multiplexar o “dividir” en más señales el canal que pronto tendrá en abierto y esperar también a que otros sistemas de TV restringida retomen la señal de MVS TV con base en las obligaciones regulatorias del must carry y must offer y llevarlo entonces a la escala nacional.

Inclusive, MVS está en una posición ideal para vender ese canal o para idear nuevas estrategias de negocio gracias a los nuevos adelantos tecnológicos que pronto llegarán al país, como es el estándar 3.0 que en Estados Unidos será una realidad en 2020 para la televisión abierta.

“El caso de MVS no sólo es interesante por el hecho de que es un canal de paga que formaliza un acuerdo entre operadores para mirarse en televisión abierta, como una parte de esta historia; también es interesante porque la decisión de la Corte dio la razón a MVS y a su interpretación de la ley y lo que se puede hacer gracias a la regulación y la tecnología”, dice Jorge Fernando Negrete, director general en Mediatelecom Policy & Law. “Sobre todo, es interesante, porque la Ciudad de México se confirma como el mercado más competido en televisión abierta; con la mayor oferta televisiva y un mayor número de oferentes, que en buena parte es resultado del apagón analógico y del trabajo regulatorio del IFT por llevar más oferta a las audiencias”.

El apagón analógico y la regulación ayudaron a MVS TV

En la Ciudad de México se miran a la fecha cerca de 25 canales en televisión abierta, entre los que “originalmente” fueron los analógicos o tradicionales; los públicos adheridos al SPRM como TV UNAM; los multiplexados que crearon órganos como el Canal Once o concesionarios comerciales como ADN 40. Y todavía está por entrar al aire el canal que el empresario Francisco Aguirre ganó en la licitación de TV digital de 2017, en la que también Multimedios consiguió el canal 6.

Esto ha sido posible también por el apagón analógico y el multiplexeo de señales de espectro, pues eso ha permitido que en la capital mexicana se miren más canales en abierto como no en otras capitales latinoamericanas. En Santiago, por ejemplo, la oferta es de nueve canales, por ocho grandes que transmiten en Sao Paulo y cerca de 20 en Buenos Aires, entre los de la ciudad y las zonas inmediatamente aledañas.

“Un mercado de 24 millones de habitantes como es la Ciudad de México se allega hoy de otro canal de TV, el de MVS, presionando la competencia, abriendo la posibilidad de que lleguen nuevos anunciantes que jamás se habían anunciado y abriendo posibilidades de nuevos negocios con lo que permite la tecnología y lo venga con ella. Un mercado superior en tamaño de población a países como Chile o Ecuador; como la mitad de Centroamérica. Eso es reflejo de un mercado competido y competitivo”, cuenta Negrete Pacheco, de Mediatelecom.

Los adelantos tecnológicos y la evolución de estándares ya utilizados por la industria traerán consigo la configuración de nuevos negocios para los industriales de la televisión abierta.

En Estados Unidos ya se advierte, adelanta un poco la consultora Dataxis, que el estándar ATSC 3.0 pueda habilitar que las televisoras ofrezcan otros productos como un OTT o publicidad personalizada al televidente, no sólo alertas de emergencia, lo que haría evaluar a un concesionario como MVS mantener o no su canal de televisión abierta o preferir la renta de una señal a un tercero, como ahora mismo ocurre con el 6.4 de Multimedios.

“La política regulatoria y la tecnología permitió el acuerdo MVS-Multivisión. La Corte también definió en otro tema relacionado sobre el canal propio en abierto y la tecnología seguramente seguirá provocando cambios”, plantea Jorge Fernando Negrete. “En principio, estamos ante un fortalecimiento de MVS de sus sistema de TV de paga, Dish, con una señal de abierto, y después, por qué no, pensar en ponerse sexys con ese canal y ser atractivos para una potencial compraventa del mismo”.

Fuente: El Economista

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here