Compartir

Agencias

Qualcomm queda lejos de atravesar su mejor momento. Con las compañías tecnológicas a la cabeza de las sufridoras de un nefasto mes de octubre, la fabricante de chips ahonda en las caídas mientras el sector empieza a tomar oxígeno. La culpable en esta ocasión es la presentación de los resultados trimestrales, donde las previsiones para los próximos meses han decepcionado a los inversores, lastrando la cotización por encima del 7% hasta perder los 60 dólares por título.

La compañía ha presentado un nivel de ingresos para el próximo trimestre que queda por debajo de las estimaciones de los analistas, teniendo en cuenta que la debilidad de China, la guerra comercial y la disputa legal que mantienen con Apple podría lastrar sus resultados para el último cuarto del año.

En este sentido, la fabricante de chips vaticina unos ingresos comprendidos entre los 4.500 y los 5.300 millones durante su primer trimestre fiscal, mientras que los expertos auguraban ventas de 5.590 millones.

Sin embargo, los resultados del tercer trimestre quedaron por encima de las expectativas, pese a estar lejos de ser positivos. La empresa presentó unas pérdidas de 493 millones de dólares (0,15 dólares por acción) frente a los 168 millones perdidos el pasado año. Los ingresos cayeron ligeramente en la comparativa interanual, hasta los 5.800 millones de dólares, aunque los analistas preveían unas ventas por valor de 5.530 millones.

Fuente: eE

Compartir