Compartir

Agencias

Dejar el servicio de televisión pagada y quedarse con el de internet fijo más el contrato con plataformas como Netflix para observar películas, series, documentales es el camino que siguen cada vez más familias.

La tendencia impacta la forma de hacer televisión y la publicidad. Una cuenta de internet móvil permite ver en celulares o tablets videos en redes sociales como Facebook, Twitter o Youtube y seguir eventos en vivo, lo que se conoce como streaming.

Ángel Lechas, director digital de la agencia de publicidad Maruri Grey, augura que la denominada como televisión por internet terminará matando la tradición de reunirse en familia frente a la pantalla chica: “Es cuestión de tiempo”, afirma.

“Hay que despedirse del prime time, antiguamente este era el momento donde todo el mundo se juntaba a ver la televisión y era el más caro porque se podía impactar a toda la familia, pero eso ya no está ocurriendo. Los más jóvenes cenan y se van a su cuarto con sus audífonos para ver su serie favorita por internet”, dice. Los mismos padres, agrega, es probable que vean un contenido específico de la TV abierta, pero después se conecten para ver otros en la web.

Ecuador, al ser un mercado pequeño, no cuenta con encuestas directas para medir el número de suscripciones a las plataformas que transmiten videos por internet pospago como Netflix, Amazon Prime Video o HBO. “Los números que tenemos están basados en una media, es decir, las encuestas se hacen en Colombia y Perú y de allí se saca el dato. Estimaciones indican que hay alrededor de medio millón de suscriptores a Netflix en el país”, dice Lechas.

Quienes acceden son más porque hay consumidores de televisión vía online que ven un partido de fútbol o un noticiero a través de sitios web sin estar suscritos a ninguna plataforma. De hecho, el 60% de los ecuatorianos han visto contenidos audiovisuales en Internet, desde un facebook live, un video grabado o una transmisión en streaming, añade el especialista en publicidad.

La forma de difundir el cine nacional que había encontrado un nicho en la distribución de discos para DVD también tiene el reto de tener nuevas vías de recuperar la inversión frente a esta tendencia. El cineasta Luis Avilés, director de la cinta ecuatoriana Minuto Final, asegura que Ecuador está en un periodo de transición: “Las personas ya no compran discos para DVD, pero tampoco las comprar para verlas por la web”, refiriéndose a las cintas locales.

La creación de una plataforma local es una opción, dice Avilés. “Algunos intentos de crearla no han salido adelante, estas son negocios y necesitan inversión en marketing para que la gente acceda”.

Lo más cercano en el país, acota Avilés, sería CNT Play, el servicio de vídeos bajo demanda de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones.

Marcelo Salgado, jefe de la operadora estatal, dice que alrededor de 400.00 suscriptores acceden a esos multicontenidos online.

La migración de la TV pagada a la digital, dice Salgado, es una realidad. “No vemos a Netflix, Amazon Prime como una competencia, sino como una posibilidad de tener alianzas… Tenemos una con Netflix en la que nos dan el contenido a través de apps de nosotros”.

En Ecuador las cuentas con acceso a internet pasaron de 804.091 en diciembre del 2010 a 10’972.928 en septiembre último, casi 14 veces más, según cifras de la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones (Arcotel). Mientras que el número de suscriptores a la televisión pagada pasó de 324.550 a 1’287.150 en igual periodo de tiempo, un aumento de casi cuatro veces.

Esta última alcanzó su punto máximo en 2015 con 1’351.470. Desde entonces baja cada diciembre. Del total de cuentas con acceso a la web en septiembre del 2018, 1’913.724 son de internet fijo (wifi), las que se usan para acceder a los contenidos audiovisuales. Sin embargo hay 15’548.544 líneas de celular activas de las que 9’059.204 tienen internet móvil.

Son usuarios que pueden ver Netflix o Youtube en sus celulares por largo tiempo si se conectan a una red fija.

Entre las líneas de celular activas hay 6’649.166 con acceso a la tecnología 4G, más 2’374.475 que navegan en el sistema HSPA+ y 4’407.743 en el UTMS, que acceden a la Banda Ancha Móvil 2 Mbps.

Germán Solano, Omar Zambrano e Ivonne Ruiz, decidieron cancelar su plan de TV pagada para quedarse solo con Netflix o Amazon Prime porque así ahorran, indican. “Antes pagaba $ 42 del cable, más $ 40 del plan de internet fijo. Ahora solo pago $ 10 por Netflix y $ 15 por Amazon. Es decir, $ 65, me ahorro $ 17 mensuales”, dice Solano, de 52 años.

Zambrano, de 25, y Ruiz, de 32, comparten la cuenta de Netflix con sus hermanos y cuñados ya que con un pago pueden acceder hasta cuatro equipos a la vez. “Solo cancelo $ 5 al mes y antes pagaba $ 34 por un plan de cable”, dice el primero.

La diferencia está en que el espectador decide cuando ver sin estar sujeto a los horarios de la TV tradicional, comenta Ruiz.

Fuente: El Universo

Compartir