Compartir

Empresas

Nokia presentó su estrategia ‘Future X para el sector empresarial’ desarrollada por los Bell Labs, con el objetivo de mejorar dramáticamente la productividad de un amplio rango de sectores industriales.

A medida que se convierten en realidad tecnologías como el Internet de las Cosas, la Nube al filo, los avanzados análisis de seguridad y las redes 5G de extremo a extremo, aumentará radicalmente la velocidad de la transformación digital de industrias tales como manufactura, logística, transportación, energía, gobiernos y ciudades.

La propuesta holística de Nokia promete impulsar una nueva era de productividad e interacción humana con las máquinas que desatará trillones de dólares en valor económico para la siguiente década.

Actualmente, la digitalización y la automatización de empresas ha redituado beneficios de productividad, principalmente a través de cambiar las funciones de soporte de negocio de lo físico hacia lo digital. Si bien estas ganancias han sido notables, tan solo el 30% de las empresas, mayormente relacionadas con TI, han sido capaces de materializar las ‘oportunidades digitales’. Igual de importante es que las industrias intensivas en activos, que comprenden más de dos tercios del PNB* en los Estados Unidos, todavía no han recibido todos los beneficios de la transformación digital denominada “Industria 4.0”.

Las industrias físicas dependen de una variedad de negocios emergentes y aplicaciones de misión crítica que cuando se digitalizan y automatizan ofrecen el potencial de hacer redes eléctricas más inteligentes, fábricas más productivas, Internet de las Cosas Médicas (IoMT) más confiable y responsivo, ciudades más seguras y confiables y mucho más. En resumen: hay potencial para transformar la existencia humana y mejorar radicalmente las industrias y la infraestructura en lo que será la Cuarta Revolución Industrial.

Future X para el sector industrial

Las aplicaciones industriales 4.0 requerirán sistemas interconectados que puedan percibir, analizar, optimizar y controlar acciones y atributos clave a través de un amplio rango de activos que incluyen maquinaria, herramientas y dispositivos. La arquitectura industrial Future X de Nokia ofrece un marco de sistemas conectados y abiertos para cada una de las grandes industrias que puede acelerar la digitalización y automatización de estos activos físicos, con precisión detallada e inteligencia aumentada, sin importar donde estén ubicadas.

Para lograr esto, las redes deben ser capaces de conectar todo de manera simultánea y con calidad de servicio garantizada, incluso si crece el número, diversidad y distribución de los activos. Para que las compañías puedan analizar la información del estado de dichos activos y optimizar su operación, las redes deben tener flexibilidad para conectar aplicaciones industriales y calcular recursos de manera que cumplan con los requerimientos de latencia estricta, capacidad, confiabilidad y seguridad. Las redes deben ser capaces de adaptarse dinámicamente para transportar cantidades variables y masivas de datos entre una multitud de dispositivos, sensores, máquinas y plataformas para recopilar y aplicar análisis profundos que, en última instancia, soporten una ejecución precisa, maximicen la productividad y mejoren la seguridad.

Marcus Weldon, presidente de los Nokia Bell Labs, dijo: “La industria es impulsada por una constante búsqueda de gran rentabilidad, que en un mercado dinámico requiere de máxima productividad. Ahora es posible, tanto para las economías digitales como las físicas, acelerar su transformación digital y obtener ganancias de productividad sin precedentes. La arquitectura Future X para industrias está diseñada para delinear los fundamentos esenciales de esta Revolución Industrial 4.0, tanto como la visión de la red Future X que publicamos en 2015, sirve como modelo para la evolución de los operadores de telecomunicaciones”.

La arquitectura industrial Future X incorpora diferentes capas de tecnologías diseñadas para cumplir con los requerimientos clave de las redes industriales, incluyendo:

  • Capa de Aplicaciones de Negocio, que comprende aplicaciones específicas para cada segmento de la industria, incluyendo áreas clave tales como mantenimiento predictivo, eficiencia en la fuerza de trabajo y seguridad, así como optimización de activos.
  • Capa de Plataformas de Valor Digital, que soporta automatización industrial, análisis cognitivo y operaciones digitales y habilita plataformas de red y dispositivos.
  • Capa Multi-Nube, que proporciona elasticidad y proximidad de cómputo para asegurar que los estrictos requerimientos de desempeño de aplicaciones de negocio crítico se cumplan utilizando los modelos de Nube más apropiados (desde Nube local, pasando por Nube híbrida y Nube al filo).
  • Capa de Alto Desempeño de Red, que ofrece conectividad profunda y ultra confiable (tanto inalámbrica como por cable) para ligar todo: fuerza de trabajo, dispositivos, máquinas y herramientas, Nube, socios y clientes de manera flexible y sin interrupciones.

Estas capas están protegidas con ciberseguridad de tipo “defensa profunda” que engloba tanto a los procesos de negocio como a las intervenciones con base tecnológica para cuidar datos e infraestructura de extremo a extremo, con la red como capa clave de la detección y mediación.

Cuando se combinan con interfaces enriquecidas hombre-máquina (HMI), estas capacidades ofrecerán control intuitivo, aumentado y preciso de sistemas autónomos y operaciones digitales claramente más eficientes.

Y la demanda por tales redes es enorme. Algunas estimaciones indican que las radiobases LTE para usos comerciales e industriales serían el doble de las radiobases existentes que atienden a los consumidores.

Rich Karpinski, director de Investigación, Voz de la empresa, IoT, en 451 Research, dijo: “Mientras que las empresas de tipo industrial están avanzando sólidamente en el aprovechamiento de las tecnologías como el Internet Industrial de las Cosas (IIoT), cómputo en la Nube y análisis, hasta ahora el ámbito de las comunicaciones ha sido acotado en segundo término. Un marco global que abarque las capacidades de red para negocios críticos con un gran alcance y alto desempeño no solo complementa sino que también ayuda a impulsar el IIoT, la Nube/Multi-Nube al filo y la inteligencia artificial, y podría ofrecer un paso esencial en el camino de la transformación digital de la industria”.

Compartir