Compartir

Agencias

Foxconn, el mayor ensamblador del iPhone de Apple, ha anunciado que busca recortar 2.521 millones de euros (20.000 millones de yuanes) de los gastos previstos para 2019 ya que se enfrenta a un “año muy difícil y competitivo”, según recoge un informe interno al que ha tenido acceso Bloomberg.

El documento corporativo explica que el negocio relacionado con el iPhone de Apple tendrá que reducir gastos en 6.000 millones de yuanes (unos 759 millones de euros) el próximo año, con lo que la compañía planea eliminar aproximadamente el 10% del personal no técnico, trabajadores que se dedican a ensamblar equipos.

Este año Apple ha lanzado al mercado tres modelos: el iPhone XS, iPhone XS Max y iPhone XR, sin embargo, entre la diversificación de la oferta y que el mercado de telefonía móvil está cada vez más saturado, el gigante de tecnología ha recortado la producción por una menor demanda a la esperada.

El recorte en la producción revelado por The Wall Street Journal a principios de semana llega después de que se conociera que Apple también había decidido cancelar los planes de producción adicional para el iPhone XR por la falta de demanda. De este modo, había requerido a Pegatron y Foxconn paralizar despliegues de líneas adicionales de ensamblaje de sus teléfonos móviles.

Fuente: eE

Compartir