Compartir

Agencias

Ericsson prevé que el 40% de la población mundial disponga de acceso a servicios 5G a finales del año 2024 y que 1.500 millones de conexiones utilicen la nueva tecnología de red en la fecha mencionada.

En su más reciente Informe de Movilidad, con proyecciones que van desde finales del 2018 a finales del 2024, la firma incrementa decididamente un pronóstico anterior que preveía 1.000 millones de conexiones 5G a finales de 2023.

La nueva cifra aventurada por Ericsson equivale aproximadamente al 17% de conexiones móviles mundiales que se prevén para entonces.

Según la firma suministradora de redes, América del Norte podría ser la región con una mayor proporción de conexiones móviles 5G para finales de 2024, con una tasa de implantación del 55%, seguida por Asia Nororiental (43%) y Europa Occidental (29%).

A pesar de la veloz aceptación de la 5G, se prevé que la 4G se mantenga como tecnología de acceso predominante, con 5.400 millones de conexiones al final del período objeto de pronóstico.

Ericsson destaca que “se espera que la contratación de líneas 5G sea más rápida que la de LTE, que por su parte es la tecnología de comunicaciones móviles que hasta ahora ha ganado líneas con mayor velocidad”.

Durante las últimas semanas, varias operadoras han indicado que la escasez de dispositivos podría frenar los lanzamientos comerciales de 5G. Parecen especialmente preocupadas cuando se les pregunta por la dinámica de sus propios mercados. En el informe, Ericsson afirma que cuenta con que una gama “amplia” de smartphones compatibles con dicha tecnología estará disponible en el segundo trimestre de 2019.

Con todo, la firma advierte que, si bien la 5G “despegará” en 2019, no entrará en el mercado de masas hasta el año siguiente, en el que “los chipsets de tercera generación ya se habrán introducido y estará disponible un gran número de dispositivos”.

También anticipa que el volumen medio de datos utilizados por cada smartphone se multiplicará por cuatro, hasta llegar a los 21 GB mensuales al final del período objeto del pronóstico.

Predice que el tráfico mundial de datos móviles en todos los dispositivos alcanzará los 136 exabytes mensuales hacia el final de dicho período, multiplicando así por cinco el de finales de 2018.

La fuerza de Internet de las Cosas

El informe también destaca la elevada adopción de Internet de las Cosas celular. Las conexiones en todo el mundo superarán los 40.000 millones durante 2024 y alcanzarán los 41.000 millones a finales de dicho año.

Añade que más de la mitad de dichas conexiones se hallarán en Asia Nororiental. Europa Occidental y América del Norte quedarán bastante más atrás, pero de todos modos ocuparán los dos puestos siguientes.

En un análisis previo sobre Internet de las Cosas, Ericsson afirmó que esperaba que las conexiones en todo el mundo llegaran a 3.500 millones durante 2023.

Fuente: MWL

Consulte el ‘Mobility Report November 2018‘ de Ericsson

Compartir