Compartir

Agencias

La asociación GSMA entiende que la industria del móvil se encamina hacia una nueva era de conectividad inteligente, y que toda región que se provea del marco regulatorio adecuado podría ponerse en cabeza.

Michael O’Hara, director de marketing de la Asociación, explico en su discurso inaugural en Mobile 360 Series – América Latina, que la serie de elecciones presidenciales que se ha visto en América Latina (catorce desde noviembre de 2017) depara a las firmas del sector “una oportunidad fantástica para conseguir algunos ajustes”, como por ejemplo la modificación de los marcos regulatorios. Muchos de los marcos actuales provienen de los tiempos en los que predominaban los servicios de voz y no son adecuados para un mundo digital.

O’Hara ha propuesto que América Latina reduzca los impuestos sobre los smartphones, porque estos, a menudo, obstaculizan la compra de dispositivos. También considera que se debería garantizar la disponibilidad de espectro suficiente para poder gozar de conexiones de alta calidad.

O’Hara ha añadido que los servicios basados en conectividad inteligente pueden provenir de cualquier región, no solo de Silicon Valley y de China. “Si lográis mejorar las regulaciones, también podréis tener un papel relevante.”

Al explicar lo que entiende por conectividad inteligente, ha indicado que se trata de una combinación de 4G y 5G, de Internet de las Cosas y los datos masivos que esta genera, y de la inteligencia artificial que ahora emerge. Todo ello contribuirá a crear la siguiente generación de servicios.

Así, por ejemplo, la conectividad inteligente permitirá que la Internet del Transporte se generalice y aparezcan flotas de camiones sin conductor y drones repartidores de mercancías, “todo ello gracias a la tecnología de sensores 5G que hará posible que las diversas máquinas no choquen entre sí”.

También tendrá otras aplicaciones, como hospitales virtuales que rebajarán la presión que ahora mismo sufren los servicios sanitarios y los ayudarán a atender a una población creciente y envejecida.

Fuente: MWL

Compartir