Compartir

Agencias

La unidad de telefonía móvil del gigante nipón Softbank protagonizó hoy un decepcionante estreno en la Bolsa de Tokio, con un derrumbe del precio de sus acciones que empañó la mayor oferta pública inicial realizada hasta la fecha en Japón.

Los títulos de la filial de telecomunicaciones, recién escindida de la matriz Softbank Group, salieron hoy a la venta en el parqué tokiota por un precio de 1.500 yenes (11,73 euros/13,36 dólares), y terminaron el día comprándose a 1.282 yenes (10 euros/11,4 dólares), un 14,5 por ciento menos y el mínimo del día.

Este desafortunado debut supone un revés para el conglomerado dirigido por Masayoshi Son, aunque le ha permitido recaudar una cantidad estimada de 2,65 billones de yenes (20.731 millones de euros/23.602 millones de dólares).

La oferta pública forma parte de la estrategia anunciada por el gurú empresarial nipón para convertir a la compañía fundada por él mismo en 1981 en un catalizador global de la innovación tecnológica.

El frío recibimiento entre los inversores se debió a las perspectivas poco halagüeñas del sector de la telefonía móvil en Japón, ante las presiones del Gobierno para que los operadores rebajen sus tarifas, la saturación del mercado y el recrudecimiento de la competencia, según los analistas locales.

Algunos expertos también señalaron que el precio de salida superaba al de los títulos de sus principales competidoras, NTT Docomo y KDDI, que cuentan actualmente con más clientes que Softbank, y señalaron las dudas sobre la independencia de esta empresa respecto a su matriz, que ya cotiza en Bolsa.

El estreno bursátil supone “un punto de partida” para la filial de Softbank, dijo hoy en rueda de prensa su CEO, Ken Miyauchi, quien también destacó que la empresa “hará esfuerzos” para que mejore su valoración en el mercado y para tener “un papel destacado” dentro del conglomerado.

El directivo también trató de despejar dudas sobre el posible impacto en las cuentas de Softbank del reciente veto sobre compañías chinas impuesto por el Gobierno japonés, que afecta a Huawei, uno de los principales proveedores de equipamiento de la nipona y con la que planeaba desarrollar redes 5G.

Según el precio alcanzado hoy por sus acciones, de las cuales se sacaron a la venta el 36,85%, la capitalización total de mercado de la compañía asciende a unos 6,1 billones de yenes (47.678 millones de euros/54.276 millones de yenes).

La matriz se reservó una porción mayoritaria de los títulos y empleará la liquidez obtenida para “cubrir deudas y realizar inversiones adicionales” de su fondo de capital riesgo, según dijo Son al presentar su estrategia empresarial el mes pasado.

La empresa con sede en Tokio nació como una modesta distribuidora de hardware y software, y amplió progresivamente sus negocios hasta protagonizar sonadas operaciones como el desembarco en Japón del portal web Yahoo! en 1996 o la compra de la rama nipona de Vodafone en 2006, con la que entró en el sector de las telecomunicaciones.

Fuente: EFe

Compartir