Compartir

Por Nicolás Lucas, El Economista

Grupo Radio Centro, la mayor cadena radiofónica de la Ciudad de México con 57.6% de la audiencia, ha experimentado conflictos sobre el pago a colaboradores que cobran por honorarios, admitió el dueño de la compañía, Francisco Aguirre Gómez, entrevistado por El Economista vía telefónica.

Los problemas laborales se dieron a conocer en la red social Twitter, con publicaciones de trabajadores del grupo que habrían sido despedidos sin liquidación y de manera arbitraria. Aguirre Gómez aseguró que la compañía no ha despedido a ningún empleado ni se encuentra en proceso de bancarrota, como también se ha publicado en esa red social. Confirmó que GRC se encuentra todavía en negociaciones con sus colaboradores y que no está en los planes desincorporar a personal. Grupo Radio Centro cuenta con casi 500 trabajadores; versiones en Twitter aseguran que los colaboradores involucrados en el conflicto suman 97.

“Radio Centro vive un mejor momento y el problema es con colaboradores relacionados con honorarios. La compañía está tan bien que pronto vamos a lanzar el canal de televisión; será el Canal 8 de la señal abierta y estará habilitado antes de que termine julio”, dijo Aguirre Gómez a El Economista. En 2017, Aguirre Gómez obtuvo un canal de televisión para transmitir en la Ciudad de México.

Radio Centro arrastra desde 2015 distintos problemas financieros por su desistimiento para operar una cadena nacional de televisión que ganó en la licitación del IFT ese mismo año. El grupo se vio obligado a pagar una garantía de seriedad por 415 millones de pesos, lo que derivó en la venta de activos —como su edificio corporativo en la avenida Constituyentes—, la fusión de distintas estaciones y despido de personal. La pérdida neta anual de la compañía a julio de 2018 fue de 99.1 millones de pesos.

Los problemas laborales exhibidos esta tarde en Twitter coincidieron con el apagón de la emisora 1110 de AM, Radio Red AM, por una reubicación de su antena transmisora. Se espera que la antena sea levantada en un lapso de “tres a cuatro meses”. Se trata de la primera vez que la 1110 de AM suspende su señal en 60 años.

“La empresa se encuentra en un buen momento”, insistió Aguirre Gómez.

Fuente: El Economista

Compartir