Compartir

Agencias

El organismo rechazó estar vinculado a la denuncia contra Telefónica que realizó una de sus trabajadoras, por negarse a entregar información de Keiko Fujimori a la Fiscalía. Agregaron que la norma sobre borrado de información fue establecida por el Congreso de la República.

El Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones (OSIPTEL) se pronunció una posible vinculación en la denuncia contra Telefónica del Perú por negar información de registros de llamadas de Keiko Fujimori que solicitó el fiscal del caso Lava Jato, José Domingo Pérez.

Mediante un comunicado rechazaron cualquier vinculación a la denuncia realizada por una trabajadora de la empresa de telefonía, sobre la negativa que tuvieron para entregar la información de la lideresa de Fuerza Popular en abril de 2018.

“El OSIPTEL rechaza toda afirmación destinada a atribuirle algún tipo de involucramiento en los hechos denunciados”, precisa la institución en un comunicado.

No hay disposición de Osiptel

Según explicaron, la obligación de las empresas operadoras de telecomunicaciones de resguardar información de registro de llamadas por un periodo de al menos tres años, está establecida por la Ley del Congreso de la República 27336 del año 2000. En esa línea agregaron que no corresponde a ninguna disposición de OSIPTEL.

“No existe norma aprobada por el OSIPTEL, así como tampoco disposiciones particulares en el marco de los procedimientos administrativos a su cargo, que regule o haya autorizado la eliminación de información que posean las empresas operadoras”.

Denuncia

Silvana Castagnola denunció que Telefónica se negó a entregar información sobre la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, que fue solicitada por el fiscal José Domingo Pérez Gómez.

Ante esta situación el representante del Ministerio Público realizó una diligencia en la sede de la empresa en el distrito de La Victoria, en la cual comentó los representantes de la misma les expresaron sus descargos e indicaron los motivos al pedido de investigación.

Fuente: RPP

Compartir