Compartir

Agencias

El futuro de la tecnología 5G que promete revolucionar las telecomunicaciones se ejecuta a través de organismos internacionales con nombres esotéricos como el Proyecto de Asociación de Tercera Generación y la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

Las organizaciones establecen estándares para la tecnología emergente. Sin embargo, a los funcionarios de seguridad les preocupa que el Gobierno de China y Huawei estén asumiendo un papel más importante en los grupos técnicos, otorgando una ventaja competitiva a una empresa que está bajo investigación en EE.UU.

En septiembre, las firmas chinas y los institutos de investigación gubernamentales representaron el mayor número de presidentes o vicepresidentes en los organismos de establecimiento de normas relacionadas con el 5G de la UIT, ocupando ocho de las 39 posiciones de liderazgo disponibles, según la Comisión de Revisión Económica y de Seguridad de Estados Unidos y China que asesora al Congreso. En comparación, el proveedor de servicios móviles Verizon Communications es ahora el único representante de liderazgo de EE.UU., según la comisión.

“Tener un gobierno socialista básicamente a cargo en este momento es increíblemente problemático para los objetivos de EE.UU. y específicamente para el 5G”, declaró en una entrevista Michael O’Rielly, miembro de la Comisión Federal de Comunicaciones de EE.UU.

Huawei, la mayor compañía de tecnología de China, ha sido objeto de una amplia represión por parte de funcionarios estadounidenses, quienes señalan que el Partido Comunista de China podría emplear el equipamiento de telecomunicaciones de la compañía para espionaje.

En el establecimiento de normas, Huawei ha trabajado con otras empresas, indicó Andy Purdy, jefe de seguridad de Estados Unidos para la compañía, en una entrevista.

No hay una manera clara para que una nación influya en el establecimiento de estándares de una manera que dañe la seguridad de EE.UU., señaló Doug Brake, director de política de banda ancha y espectro de la Information Technology & Innovation Foundation, en una entrevista.

“Ha habido mucha consternación en los últimos años por la participación china en los organismos que establecen los estándares”, declaró Brake.

Las normas son establecidas por organismos como el 3GPP, el Proyecto de Asociación de Tercera Generación, que une a siete organizaciones de desarrollo de normas de telecomunicaciones, y la ITU, una agencia de las Naciones Unidas.

La ITU está dirigida por Houlin Zhao, el primer funcionario chino en ser elegido secretario general del grupo. Richard Li, de Huawei, es presidente de un grupo examinando tecnologías emergentes y 5G.

“Estoy realmente preocupado por el establecimiento de normas”, dijo O’Rielly de la FCC. “Las normas sesgadas que se inclinan hacia las compañías chinas deberían ser increíblemente problemáticas, porque las compañías estadounidenses están involucradas a costa de los socios nacionales e internacionales”.

“Huawei no va a controlar los estándares como tales”, dijo Michael Murphree, profesor asistente de negocio internacional en la Universidad de Carolina del Sur. “Ninguna empresa o país individual controla todas las normas” que se forjan por una combinación de participantes de economía avanzada, aclaró.

Fuente: Bloomberg

Compartir