Compartir

Agencias

Cada vez hay más casos de espionaje en Internet y los países son más conscientes de que deben proteger este espacio de las amenazas externas. ¿El mejor ejemplo? Sin duda, el escándalo de Cambridge Analytica, en el que agentes externos compraron datos a Facebook para crear noticias falsas y para influir a favor de Trump, que ganó las Elecciones Presidenciales de 2016 a una Hillary Clinton que partía como favorita.

Según explica la agencia rusa de noticias RosBiznesKonsalting, las autoridades de ese país y los proveedores de Internet más importante están planeando desconectar a todos los ciudadanos de Internet como parte de un experimento.

Este experimento, que se producirá antes del 1 de abril, no solo servirá para ‘proteger’ (o censurar según se mire) a los ciudadanos rusos, sino también para recabar datos para luego elaborar una ley que está preparando el Parlamento ruso para defender a la nación de ciberataques externos.

En Rusia ya manejan un primer borrador de esta ley en la que los operadores de Internet deben asegurar la independencia del Internet ruso (Runet) en caso de un ataque desde el exterior. Para ello, deben ser capaces de desconectar al país del Internet global de forma rápida y orquestada de antemano por un plan nacional. Además de esto, tendrán que instalar medidas en sus equipos y centros de datos para que todo el tráfico entre los usuarios rusos pase por Roskomnazor, el regulador de las telecomunicaciones de ese país.

El experimento de desconexión de prueba se resolvió en una sesión del Grupo de trabajo de seguridad de la información a fines de enero. Natalya Kaspersky, directora de la firma de seguridad cibernética InfoWatch y cofundadora de Kaspersky Lab, que también incluye importantes empresas de telecomunicaciones rusas como MegaFon, Beeline, MTS, RosTelecom y otras.

El medio ruso RBK asegura que que los objetivos de la ley, pero no estaban de acuerdo con su implementación técnica, que creen que causará grandes interrupciones en el tráfico de Internet ruso. La desconexión de prueba proporcionaría a los ISP datos sobre cómo reaccionarían sus redes.

El gobierno ruso ha estado trabajando en este proyecto durante años. En 2017, los funcionarios rusos dijeron que planean enrutar el 95 por ciento de todo el tráfico de internet a nivel local para 2020.

Con información de Adsl Zone

Compartir