Compartir

Agencias

Las compañías de teléfonos móviles dedicaron más de 800 palabras a una convocatoria para instar a los legisladores europeos a mantener a Huawei en la carrera 5G, sin mencionar el nombre de la compañía.

La carta del grupo de la industria inalámbrica GSMA recalca la delicadeza con la que la organización está rechazando un cabildeo contra los esfuerzos para prohibir al proveedor chino de equipos las redes inalámbricas de quinta generación.

La restricción del acceso a un fabricante de equipos de red obstaculizaría el progreso de Europa en el desarrollo de inteligencia artificial, la “Internet de las cosas” y el llamado Big Data, dijo el grupo de más de 750 empresas. La tecnología promete entregar datos a los teléfonos 10 veces más rápido que 4G y conectar personas, automóviles, fábricas y objetos domésticos.

La apelación conjunta sigue las advertencias individuales de empresas como Deutsche Telekom, Vodafone Group y BT Group, y pone de relieve qué tan alarmadas están las empresas por no poder utilizar a uno de sus proveedores más grandes.

Los autores tuvieron cuidado de no desechar las preocupaciones del Gobierno de Estados Unidos y los aliados de la inteligencia de Washington por los temores de espionaje y las denuncias de violación de las sanciones, que el gigante tecnológico chino ha negado.

Sin embargo, la referencia al vendedor con sede en Shenzhen era lo suficientemente clara. GSMA dijo que sus miembros no habían encontrado evidencia de irregularidades a pesar de que habían estado probando “meticulosamente” la infraestructura móvil durante años. El grupo señaló que crearía un grupo de trabajo para encontrar la manera de fortalecer las pruebas de seguridad existentes.

EE.UU. está aumentando el tamaño de su delegación habitual a la conferencia anual de la industria de la GSMA, MWC Barcelona, conocida como Mobile World Congress. El evento, celebrado a finales de este mes, es el más grande de la industria. Huawei también está reforzando su presencia, preparando la escena para un enfrentamiento mientras ambas partes intentan ganarse a los jefes ejecutivos de las compañías más grandes del mundo.

Fuente: Bloomberg

Consulta el ‘Comunicado‘ de GSMA (ingles)

Compartir