Compartir

Agencias

La filial brasileña de Telefónica obtuvo un beneficio neto récord de 8.928 millones de reales (unos 2.402 millones de dólares) en 2018, lo que representa un 93,7% más con relación al año anterior, informó este miércoles la compañía.

Asimismo, la empresa pagará unos dividendos e intereses sobre capital récord a sus accionistas de 7.018 millones de reales (unos 1.888 millones de dólares), lo que supone un crecimiento de un 52,3% respecto al año anterior y el pago de 4,28 reales (1,15 dólares) por acción.

Según apuntó la compañía en un informe, el buen desempeño anual obedeció a un continuo control de gastos, una sólida expansión del Ebitda, el beneficio antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, y a los efectos no recurrentes en el año.

De acuerdo con el comunicado, el Ebitda aumentó un 5,5% en 2018 y se situó en 15.474 millones de reales (4.164 millones de dólares), con un margen recurrente de 35,8%.

Telefónica Brasil señaló que el “resultado histórico” fue impulsado por su estrategia en centrarse en la expansión de los planos postpago y de la red de fibra.

En cuanto a los ingresos netos, la compañía obtuvo un crecimiento anual de un 0,6% y alcanzó los 43.463 millones de reales (11.696 millones de dólares), de los que 8.199 millones (2.206 millones de dólares) fueron revertidos en inversiones (18,9 %).

El flujo de caja libre registrado en 2018 se situó en 6.934 millones de reales (unos 1.866 millones de dólares), un 20,6% más respecto a 2017.

La empresa indicó que el crecimiento del flujo de caja obedeció al aumento del Ebitda y a la mejora en el resultado operacional.

Para el responsable financiero de Telefónica Brasil, David Melcon, la compañía logró “evolucionar de manera relevante en la transformación digital” pese a un “año de inseguridades económicas”.

“Ejecutamos nuestra estrategia de expansión acelerada de fibra, mientras seguimos incentivando el uso de canales digitales en la relación con nuestros clientes”, explicó Melcon, citado en el informe.

La filial brasileña de Telefónica cerró 2018 con una deuda neta de 2.223 millones de reales (unos 600 millones de dólares), una reducción de un 41,6% respecto al registrado en 2017.

Los buenos resultados anuales fueron impulsados por el desempeño de la compañía en el cuarto trimestre del año pasado, periodo en el que obtuvo un beneficio neto de 1.486 millones de reales (unos 400 millones de dólares) y unos ingresos netos por los 11.085 millones (2.983 millones de dólares).

No obstante, el número de clientes en el cuarto trimestre de 2018 tuvo una caída de un 2,7% respecto al mismo periodo del año inmediatamente anterior, hasta los 95,189 millones de usuarios.

De esos, la mayor baja fue registrada en los servicios de telefonía fija, con un 3,6%, mientras el servicio móvil retrocedió un 2,4 %, hasta los 73,160 millones de clientes.

Fuente: EFe

Compartir