Compartir

Agencias

La operadora de telecomunicaciones ha optado por Correos debido a la enorme capilaridad de su red, ya que tiene presencia en muchas pequeñas poblaciones en las que no existen tiendas de telecomunicaciones. Correos dispone actualmente de 2.396 oficinas en toda España, por las que pasan, anualmente, 93,5 millones de clientes.

La decisión de optar por Correos con la marca O2 se ha tomado debido a la ventaja que ofrece la extrema sencillez de la oferta planteada por la segunda marca de Telefónica. La comercialización de otro tipo de servicios de telecomunicaciones, con más tarifas y más complejidad, exigiría una especialización que el personal de Correos no tiene.

Además, se da otra circunstancia y es que O2 solo tiene dos servicios y, por tanto, dos precios posibles, una oferta sólo móvil con 20 gigabytes de datos y llamadas ilimitadas por 20 euros al mes, y ésta misma a la que se se suma un servicio de fibra óptica que cuesta 45 euros al mes.

Sin embargo, esta oferta fijo-móvil tienen un precio diferente dependiendo de la zona geográfica en que se comercialice. Así, en las 66 principales ciudades de España, la oferta de fijo y móvil cuesta 45 euros, pero en el resto (que supone el 65% de la población) cuesta 50 euros por cuestiones regulatorias.

Por eso, aunque inicialmente O2 se publicitó como una marca que sólo se iba a vender vía web, sin usar el canal de tiendas de Telefónica -para no canibalizar su base de clientes- al final se ha comprobado que la venta en tiendas físicas es una ventaja, puesto que así no hay que explicar la dualidad de precios. En cada tienda sólo se ofrece el precio que corresponde a la zona.

Esta nueva estrategia ya ha provocado que O2 también se venda a través de MediaMarkt, el líder de las distribución de electrónica en España.

Optimizar oficinas

La comercialización de los productos de O2 no es anecdótica para Correos. Su nuevo presidente, Juan Manuel Serrano, ha convertido la optimización de la red de establecimientos del grupo en España en una de las prioridades de la nueva estrategia, junto al crecimiento internacional. Ambas orientaciones tienen un denominador común: el comercio electrónico.

Para sacar el máximo partido a las oficinas, Correos no solo buscará acuerdos con empresas como Telefónica. También se ofrece a realizar trámites administrativos -ya vende las etiquetas ambientales de la DGT- y a gestionar el efectivo de los bancos.

Fuente: Expansión España

Compartir