Compartir

Agencias

Las firmas que empiezan ahora a ofrecer servicios de Internet de las Cosas mediante tecnología móvil entran en el mercado en un momento ideal, porque los despliegues de red han alcanzado la masa crítica, y el ecosistema ha madurado y es más realista.

Estos son los mensajes clave que se han expresado en una mesa redonda de la Mobile IoT Summit celebrada por la GSMA en Barcelona el sábado previo al inicio del MWC.

Owen Moore, consejero delegado y cofundador de BeWhere, ha afirmado que la buena noticia es que todavía no es demasiado tarde para entrar, porque “buena parte de las penurias que había que sufrir al lanzar una red y colaborar con operadoras de redes móviles ya están solucionadas”.

Ankur Bhan, director mundial del programa Worldwide IoT Network Grid de Nokia, ha observado que el sector ha moderado algunas de sus aspiraciones iniciales y contempla con mayor realismo la implantación de servicios de Internet de las Cosas.

Ha añadido que existe una gran fragmentación y que numerosos mercados, como China y los Estados Unidos, ya están muy avanzados, mientras que otros acaban de empezar.

Moore explica que su firma ha tenido que ser ágil para trabajar con las operadoras. “Hay que entender la estrategia de cada una de las operadoras y la manera como trabajan”.

Marie Hogan, directora de redes de Internet de las Cosas y Banda Ancha de Ericsson, se ha mostrado de acuerdo y ha subrayado que no todas las operadoras comprenden en igual medida lo que pueden hacer en la Internet de las Cosas.

La directiva ha explicado que su firma trata de “facilitarlo todo mediante su oferta formativa” y señala que Ericsson ha llegado a la conclusión de que lo mejor es recurrir a pruebas de concepto para ilustrar cómo funcionan los casos de uso específicos.

Felix Wunderer, vicepresidente de productos y servicios de Internet de las Cosas en T-Systems International, ha explicado que el principal reto al que se enfrenta su firma consiste en ampliar sus conocimientos sobre las industrias verticales.

“Tenemos que ser mejores en esto, porque así podremos presentar modelos de negocio innovadores con los que el cliente pueda amortizar su inversión.”

Cómo escalar

Wunderer ha explicado que el ecosistema tardará algún tiempo en alcanzar el grado de desarrollo que hace falta para ofrecer servicios de Internet de las Cosas asequibles para un público más amplio.

Hogan ha añadido que un factor importante para impulsar el crecimiento es el desarrollo de especificaciones y estándares mundiales que mejoren las economías de escala, lo que impulsaría la tecnología de Internet de las Cosas en todo el mundo y rebajaría los precios de los chipsets.

Fuente: MWL

Compartir