Compartir

JenTelMx

La GSMA ha publicado hoy su octavo Informe sobre el estado de la industria del dinero móvil, que ofrece un resumen actual del panorama del dinero móvil y destaca el impacto que tiene una mayor inclusión financiera en la vida, en la economía y en la innovación, sobre todo, en los mercados emergentes.

En un comunicado GSMA señala que el informe ofrece una imagen completa de la adopción y el uso del dinero móvil en todo el mundo. A finales de 2018, había más de 866 millones de cuentas registradas en 90 países, lo que representa un aumento del 20% con respecto al año 2017.

El informe muestra que, en 2018, la industria del dinero móvil procesó transacciones por valor de 1.300 millones de dólares estadounidenses al día; los valores de las transacciones digitales tienen un crecimiento que supera el doble de la tasa de transacciones en efectivo, lo que indica que el dinero en efectivo está perdiendo importancia en la vida de los clientes.

“Nuestro estudio revela que, para las personas más vulnerables del mundo, los beneficios del dinero móvil son reales y amplios. A lo largo de 2018, la GSMA ha seguido prestando su apoyo a los operadores para llegar a clientes que, tradicionalmente, han recibido menos atención por parte del sistema financiero», declara Mats Granryd, director general de la GSMA. La industria del dinero móvil está avanzando rápidamente en un contexto de creciente acceso a internet y de adopción de teléfonos inteligentes, y, ahora más que nunca, la incomparable escala mundial de los móviles ofrece una oportunidad extraordinaria para llegar a los 1.700 millones de personas que siguen estando excluidas desde el punto de vista financiero“.

El Informe sobre el estado de la industria de este año examina la forma en la que los proveedores navegan por ese ecosistema dinámico y cambiante que conformaron las principales tendencias de 2018, entre las que se encuentran:

  • Una mejor experiencia de cliente gracias a la creciente adopción de teléfonos inteligentes y a la expansión de la interoperabilidad del dinero móvil.
  • La diversificación del ecosistema de pagos.
  • La introducción de una regulación cada vez más compleja.
  • Un cambio hacia un modelo de negocio de «pagos como plataforma» que conecta a los consumidores y a las empresas con una serie de servicios de terceros.

Ese nuevo enfoque basado en plataformas tiene por objeto afianzar el dinero móvil para satisfacer las necesidades cambiantes de los clientes, desde las soluciones empresariales para microempresas y pymes hasta el comercio electrónico, el crédito, el ahorro y los seguros. Aumentar y diversificar los flujos de ingresos y lograr así carteras de clientes nuevas y más amplias es una oportunidad atractiva. Por ejemplo, los proveedores que ofrecen productos de crédito, ahorro o seguros han informado de que el 46% de los clientes utilizan de forma activa el servicio de dinero móvil, frente a las tasas de actividad del 26% de los clientes de proveedores que no ofrecen dichos servicios. Entre los avances importantes que se realizaron en 2018 se encuentran las reformas en los tres países con mayor población de África —Egipto, Etiopía y Nigeria—, que se espera que provoquen una oleada de adopciones que podría dar lugar a la creación de más de 110 millones de nuevas cuentas de dinero móvil en los próximos cinco años.

Consulte el ‘Informe sobre el estado de la industria del dinero móvil de 2019‘ de GSMA

Con información de GSMA

Compartir