Compartir

Agencias

La filial italiana de Vodafone ha iniciado este lunes un diálogo con los sindicatos en el que les ha planteado un recorte de plantilla que afectaría hasta 1.130 trabajadores debido a la “presión competitiva” y a una “reducción” de sus márgenes durante el último año.

La compañía ha subrayado en un comunicado que el sector de las telecomunicaciones ha sufrido una “fuerte contracción” por la “transformación estructural” del mercado, así como por la “caída de precios” debido a la “extraordinaria” presión competitiva que se ha producido, especialmente, en el segmento móvil.

“El impulso hacia modelos de negocio más ágiles y digitales requiere una revisión de la organización y una simplificación radical del modelo operativo”, ha defendido la filial italiana de la teleco británica.

De esta forma, Vodafone Italia se ha puesto en contacto con los sindicatos para acordar el número final de despidos, que afectan a todo tipo de funciones dentro de la empresa. La firma confía en mantener un “compromiso mutuo de identificar las soluciones sostenibles para las personas y la empresa”.

Antes que en Italia se presentó el ERE en España

El pasado 22 de febrero, los tres sindicatos con representación en Vodafone España, UGT, STC y CCOO, aceptaron la propuesta final presentada por la dirección de la empresa sobre las condiciones del Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que supondrá la salida de un máximo de 1.102 empleados y en la que la compañía acepta que sea un proceso totalmente voluntario.

En concreto, la operadora cifró los trabajadores afectados por el ERE en un máximo de 1.000 para 2019 (198 menos que en la propuesta inicial), a los que se podrían sumarse voluntariamente y de manera excepcional aquellos empleados que durante 2020 cumplan 55 años y tengan 10 o más años de antigüedad, colectivo formado por un máximo de 102 trabajadores.

Fuente: eE

Compartir