Compartir

Agencias

Los gobiernos de la Unión Europea desecharon un plan para introducir un impuesto digital en todo el bloque ante el rechazo de algunos estados, dijo la presidencia de la UE.

Es probable que la decisión sea bien recibida por gigantes digitales como Alphabet Inc, propietario de Google, y Facebook, que habrían sido objeto del impuesto previsto del 3 por ciento.

Sin embargo, estas empresas se enfrentan a impuestos similares que algunos estados de la UE, como Francia, Italia, Reino Unido y España, están introduciendo a nivel nacional.

En una sesión pública de una reunión de ministros de Finanzas de la UE, el rumano Eugen Teodorovici dijo que no hubo acuerdo sobre el impuesto a pesar de meses de conversaciones, ya que los países nórdicos del bloque e Irlanda continuaron oponiéndose a la reforma.

También señaló que los ministros ahora trabajarán para tratar de alcanzar una posición común de cara a una revisión de los impuestos digitales a nivel global para 2020, confirmando lo publicado por l agencia Reuters la semana pasada.

Las reformas globales en materia fiscal han resultado muy difíciles de alcanzar debido a los divergentes intereses de los principales estados del bloque.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), un club de países mayoritariamente ricos, está trabajando actualmente en una reforma global de la tributación digital para reducir las lagunas que permiten a las grandes multinacionales disminuir en gran medida sus facturas fiscales.

La UE reabrirá su debate sobre posibles medidas fiscales en el bloque si la reforma planificada de la OCDE se retrasa, dijo Teodorovici.

Fuente: Reuters

Compartir