Compartir

Agencias

La asociación industrial GSMA ha afirmado que la Comisión Europea (CE) no presta la atención debida a la innovación y a la necesidad de elegir bien las tecnologías, porque dicho organismo ha respaldado la adopción de Wi-Fi en los coches conectados, en vez de la conectividad celular.

De acuerdo con lo previsto, la CE adoptó el día 13 de marzo nuevas normas para el despliegue de C-ITS (siglas inglesas de Sistemas de Transporte Inteligentes Operativos) en las calles y carreteras europeas, en el marco de su objetivo a largo plazo de “acercarse a cero fallecimientos y heridos graves para el 2050”.

Los C-ITS comprenden la conectividad ITS-G5, que es compatible con el estándar 802.11p de Wi-Fi.

Sin embargo, la GSMA ha descrito dicha tecnología como “desfasada” en una declaración, y ha argumentado que la decisión amenaza con “poner en peligro el futuro 5G en Europa”, así como la competitividad digital del continente.

Ha exhortado a los Estados miembros de la UE y al Parlamento Europeo a rechazar la normativa propuesta en favor de “tecnologías más avanzadas como Cellular V2X” (C-V2X).

La GSMA declara que “el Plan de Acción 5G de la UE pide que ‘todas las principales rutas de transporte terrestre disfruten de cobertura ininterrumpida para el 2025’. En vez de incentivar dicho resultado, la nueva legislación –Acto Delegado sobre Sistemas Cooperativos de Transporte Inteligente– asesta un golpe a los planes de despliegue de la 5G en toda Europa”.

“Dado que C-V2X será una pieza clave en las futuras redes 5G, y que los coches conectados constituyen uno de los casos de uso más importantes para la 5G, la decisión de priorizar 802.11p frenará el despliegue de dicha tecnología.”

La GSMA ha declarado su pleno apoyo a la adopción de legislación que favorezca la seguridad en las calles y carreteras de Europa, pero añade que el plan de la CE para “apostar por una tecnología envejecida” presta un mal servicio a los conductores europeos y a la industria, y “desdeña las innovaciones tecnológicas más recientes”.

Fuente: MWL

Compartir