Compartir

Agencias

La Eurocámara aprobó este martes (26.03.2019) la reforma europea de derechos de autor, una medida debatida bajo una fuerte presión de sus partidarios, como medios y artistas, y detractores, como los gigantes de internet y los partidarios de un internet libre.

Por 348 votos a favor, 274 en contra y 36 abstenciones, los eurodiputados adoptaron esa reforma que busca adaptar a la era digital la legislación adoptada en 2001, una época en la que la plataforma de videos Youtube todavía no existía.

La Comisión Europea comenzó a revisar las normas hace dos años en un intento por proteger los 915 mil millones de euros de esa industria al año, que representan 11.65 millones de empleos y el 6.8 por ciento de la economía de la UE.

El jefe digital de la Comisión para Europa, Andrus Ansip, dio la bienvenida al resultado y dijo que las reformas mejorarían la posición de escritores, periodistas, cantantes, músicos y actores en relación con las grandes plataformas que se beneficiaron de su contenido.

“La votación de hoy garantiza el equilibrio correcto entre los intereses de todos los jugadores (usuarios, creadores, autores, prensa) al tiempo que establece obligaciones proporcionadas en las plataformas en línea”, dijo en un comunicado.

Libertad de expresión

“Por primera vez, Europa tiene reglas comunes claras”, dijo Ansip, quien, en respuesta a los temores sobre la libertad en internet, destacó que la futura directiva cuenta con “garantías claras sobre la libertad de expresión”.

La adopción de una especie de censura en la red era de hecho uno de los temores de los opositores a la reforma, como la única eurodiputada pirata, la alemana Julia Reda, para quien este martes representa una “jornada negra para la libertad en internet”.

En la mañana, un grupo de músicos acogió a los eurodiputados a su llegada al hemiciclo, urgiéndolos a votar “sí” a la reforma para tener “un internet que sea justo y duradero para todos”. Para sus partidarios, como el DJ internacional David Guetta, su “objetivo es permitir que la prensa y los artistas perciban una parte de los ingresos generados por la difusión de (…) sus obras en internet”.

En una tribuna en el diario francés JDD, reclamaron el domingo que los “gigantes estadounidenses convertidos en ogros” retribuyan de manera más justa a artistas y editores con los ingresos publicitarios que obtienen por sus obras.

“Save the internet”

Frente a ellos se encuentran los gigantes de la Silicon Valley estadounidense, como Google o Facebook, así como los partidarios de un internet libre, que temen restricciones en estos canales de difusión. El sábado, Europa registró manifestaciones convocadas por “Save the internet”, un colectivo que se moviliza desde hace meses para defender “el libre intercambio de opiniones en internet”.

Los países europeos, que ahora deben dar su aval definitivo al texto que había sido negociado con la Eurocámara, tendrán dos años para transponerla a su legislación nacional tras su publicación en el Diario Oficial de la UE. La nueva legislación debería entrar en vigor en 2021.

Fuente: DW

Compartir