Deutsche Telekom y Telefónica recurren al TJUE por fijación de tope para llamadas entre países

Compartir

Agencias

Telefónica y Deutsche Telekom (DT) han recurrido ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) la fijación de un límite de 19 céntimos de euro por minuto para las llamadas entre diferentes países de la Unión, que entrará en vigor el 15 de mayo.

Fuentes de Telefónica han explicado a Efe este miércoles que el recurso fue interpuesto el pasado día 11 y que en él piden la anulación de esa medida que aprobó el Europarlamento porque les parece “una intervención tan intrusiva como la fijación de precios minoristas”.

Telefónica ha subrayado que cumplirá con el límite impuesto a partir del 15 de mayo, pero que ha recurrido porque “supone un mal precedente” la intervención en un mercado “que ha sido considerado competitivo”.

El 14 de noviembre la Eurocámara aprobó un nuevo marco regulador de las telecomunicaciones, que incluía el precio máximo de 19 céntimos para llamadas y de 6 céntimos para mensajes de texto, para completar la anterior abolición que se hizo en 2017 del “roaming” (el uso del móvil en itinerancia).

Según Telefónica, la intervención en un precio minorista es inédita en la UE para un precio minorista de un mercado competitivo, y existe suficiente competencia en un sector con un amplio abanico de ofertas comerciales y con servicios sustitutivos a precio cero (llamadas y mensajes mediante wifi).

La empresa española ha señalado que recurre ante el TJUE “por una cuestión de principios” y para evitar futuras intervenciones de precios “a cualquier otro mercado de la industria donde haya una competencia efectiva”.

El nuevo límite de precios que entrará en vigor en mayo atañe directamente al precio final al consumidor, mientras el fin de la itinerancia de datos establecía compensaciones entre las compañías telefónicas de cada país del establecimiento de la llamada o el mensaje.

El fin del “roaming” no alcanzaba a quienes utilizaban servicios contratados en otro país que no fuera el de su residencia, y los usuarios que hicieran llamadas durante más de cuatro meses al año desde otro país debían justificarlo si eran requeridos.

Fuente: EFe

Compartir