Daimler pide a los reguladores de competencia de la EU que investiguen patentes de Nokia

Compartir

Agencias

El fabricante de automóviles alemán Daimler se ha quejado ante los reguladores antimonopolio de la Unión Europea (UE) sobre las patentes de Nokia, esenciales para las comunicaciones de automóviles, un movimiento que subraya las tensiones entre las empresas de tecnología y la industria automovilística por el uso de aplicaciones clave.

Las empresas tecnológicas y los proveedores de telecomunicaciones móviles están desempeñando un papel cada vez más importante en la industria automotriz, ya que sus tecnologías se utilizan en los sistemas de navegación, la comunicación entre vehículos y los coches con conducción automática.

Daimler confirmó que había presentado una queja ante la Comisión Europea contra Nokia.

“Queremos una aclaración sobre cómo se deben licenciar las patentes esenciales para los estándares de telecomunicaciones en la industria automotriz”, dijo el fabricante de automóviles en un comunicado el sábado.

“El acceso justo y no discriminatorio a estos estándares para todos los usuarios de las patentes esenciales para los estándares de telecomunicaciones es un requisito previo clave para el desarrollo de nuevos productos y servicios para la conducción conectada”.

La Comisión Europea confirmó la recepción de la queja de Daimler.

Nokia dijo que Daimler estaba buscando evitar sacar licencias.

“Aunque ofrecemos una amplia gama de opciones para fabricantes de automóviles, incluso a través de sus principales proveedores, Daimler se ha resistido a llevar una licencia de los inventos de Nokia que ya está utilizando”, dijo el portavoz de Nokia, Mark Durrant.

“Las acusaciones de Daimler en su queja a la UE son simplemente las más recientes de una larga serie de acciones para evitar la obtención de una licencia”, dijo.

Nokia tiene un negocio de patentes altamente rentable, un legado de su historia como el fabricante de teléfonos móviles líder en el mercado.

Las disputas de patentes entre Apple, Samsung, Qualcomm y otros han generado juicios mutuos en todo el mundo en la última década, y los analistas dicen que la guerra de patentes podría pasar a la industria automotriz.

Fuente: Reuters

Compartir