Compartir

Agencias

Disfrutar de la mejor conexión WiFi en cualquier rincón del hogar o en la oficina estará al alcance de aquellos clientes de Vodafone España que, desde el próximo 15 de abril, decidan incrementar su factura mensual en 6 euros. Ese el precio del nuevo servicio de conectividad inteligente que el operador presentó en la última edición del Mobile World Congress y que ahora llega al mercado bajo la marca ‘Vodafone Super WiFi’. Los abonados de Vodafone que ya dispongan de fibra de 1 Gbps de velocidad podrán incorporar la misma novedad sin sobrecoste en su factura.

A grandes rasgos, una mejor cobertura y una mayor velocidad son las principales virtudes de la tecnología de ‘WiFi Mesh’, una especie de mallado a través de extensores de la señal para mejorar la experiencia de la navegación y subida/descarga de contenidos a la Red. “Esto se realiza de forma automática y transparente, adaptando la cobertura a las necesidades de cada uno de los dispositivos conectados para ofrecer la máxima calidad de conexión”.

Fuentes del operador precisan a través de un comunicado que la denominada ‘red Super WiFi’ se gestiona desde la nube. Eso significa que el extensor –dispositivo amplificador– se conecta de forma sencilla y continua al router de banda ancha de Vodafone, para crear una red inteligente y dinámica que se ajusta automáticamente a cada tipo de dispositivo. Además, la red es capaz de “aprender y optimizar continuamente, adaptándose a cambios externos e internos en cada hogar. No solo cambia entre canales para proporcionar la señal más robusta, sino que es capaz de detectar interferencias electrónicas de otros dispositivos y adaptarlas para compensarlo”, añaden.

Una ‘app’ permite monitorizar los servicios WIFi en el hogar segmentado por dispositivos

El alta de este servicio requiere el desplazamiento al domicilio de un técnico de Vodafone para distribuir un máximo de dos extensores por la vivienda. Aquellos que necesiten más de dos amplificadores de la señal, el coste se incrementaría en 3 euros al mes por cada extensor adicional. Asimismo, la compañía también garantiza la asistencia continua del servicio y la disponibilidad de una app que “permitirá a los clientes gestionar la red WiFi de su hogar para dar acceso a invitados, monitorizar todos los dispositivos conectados en el hogar o realizar test de velocidad”.

En el mismo comunicado, Vodafone se hace eco de una reciente encuesta en la que se desvela “que cerca de tres cuartas partes de las familias españolas (71%) informaron de problemas relacionados con el WiFi en sus hogares (‘buffering’, latencia y baja velocidad), debido al incremento del número de dispositivos conectados en los hogares, al grosor de los tabiques internos, o a las interferencias de otros equipos electrónicos”.

Compartir