Compartir

Agencias

Intel Corp., el mayor fabricante de procesadores de computadores, anunció un nuevo rango de chips para servidores destinados a mantener su dominio sobre uno de los segmentos más rentables de la industria de los semiconductores.

La compañía está introduciendo 90 versiones diferentes del procesador Xeon, con el objetivo de ampliar el tipo de trabajo que su modelo más lucrativo puede manejar. En el extremo superior, el Xeon Platinum 9200 tendrá 56 núcleos de procesamiento. Intel está organizando un evento en San Francisco el martes para presentar la nueva tecnología.

El mayor fabricante de chips de Estados Unidos está tratando de tranquilizar a los clientes -en particular los grandes gastadores como Amazon.com Inc., Google y Microsoft Corp.- de que sus productos pueden continuar generando mejoras en el rendimiento y se adaptan mejor a sus necesidades en constante evolución.

Los nuevos diseños son importantes ahora que Intel se está esforzando por mejorar la fabricación, después de décadas de liderazgo en la industria. Rival Advanced Micro Devices Inc. tiene nuevos chips que están empezando a ganar ventas, y los propietarios de grandes centros de datos están experimentando con el diseño de sus propios chips.

Los nuevos procesadores Xeon tienen elementos incorporados que apoyan en el trabajo de inteligencia artificial, dijo Intel. También tendrán enlaces hacia un nuevo tipo de memoria que inventó Intel, llamado Optane. Esta tecnología de almacenamiento está diseñada para mejorar el flujo de información con el que trabajan los procesadores, un elemento crucial para acelerar el rendimiento del computador, dijo Intel.

Si Intel puede vender chips de servidores para nuevas tareas informáticas, como la interconexión de redes, esto podría fomentar el crecimiento. La compañía apenas ha tocado la superficie de estos nuevos mercados, dice Navin Shenoy, director de la división de chips de servidor de Intel. El ingreso de este negocio aumentó más de 20 por ciento, llegando a US$23.000 millones el año pasado.

Fuente: Bloomberg

Compartir