Compartir

Agencias

Google anunció que ya llegó a las costas de Valparaíso, Curie, el cable submarino de la empresa que unirá a la red de gigante de tecnológico desde EEUU hasta la costa del Pacífico de Latinoamérica, en una extensión de cerca de 10.000 kilómetros.

La infraestructura permitirá dar acceso a “una gran nube de servicios y herramientas a través de internet”, según detalló la empresa. Este cable de fibra óptica se sumará a Tannat, que conecta a la costa atlántica de la región con Estados Unidos. “Es parte fundamental de nuestra infraestructura y nos permite procesar cantidades inmensas de información, en tiempo real, para alojar algunos de los servicios más demandantes del mundo y poder entregar contenido con los más altos niveles de eficiencia y disponibilidad”, dijo Google.

La llegada de Curie a costas chilenas se enmarca en el plan de inversión de la compañía que asciende a US$47 mil millones entre 2016 y 2018 y que incluye desde centros de datos a este tipo de cables submarinos, atención de usuarios y a los clientes de Google Cloud, según comentó la empresa. Cabe recordar que la compañía tiene implementado en Chile el único datacenter del Hemisferio Sur de su propiedad, inversión que asciende a cerca de US$300 millones.

Además, Google destacó que Curie es uno de los trece cables financiados por ellos mismos e instalado en el mundo y que toda esta inversión es financiada sin aportes estatales.

Fuente: La Tercera

Compartir