Compartir

Agencias

El grupo de telecomunicaciones AT&T ganó hasta marzo 4.096 millones de dólares, un 12,1% menos que en los tres primeros meses de 2018, con unas ventas menores de las esperadas en su división de WarnerMedia y una caída de ingresos en su negocio de televisión y telefonía.

La facturación de la compañía, la mayor del sector en EEUU por capitalización y segundo operador de telefonía móvil, se disparó un 17,8% hasta marzo, con unos ingresos de 44.827 millones de dólares.

De la recientemente adquirida Time Warner, propietaria de entre otros HBO o la CNN, destaca el impacto positivo en las suscripciones de la emisión de la última temporada de “Game of Thrones” (Juego de Tronos), que impulsó el crecimiento de las suscripciones digitales e ingresó 8.379 millones de dólares.

AT&T ha intentado reducir su dependencia del negocio de la telefonía centrándose en el entretenimiento, con la adquisición de Time Warner.

Esta operación, anunciada en octubre de 2016 y validada recientemente en los tribunales, implicaba la compra por unos 85.400 millones de dólares del conglomerado mediático que engloba varios canales de televisión así como estudios cinematográficos o derechos deportivos.

Con todo, una política de bajada de precios en las tarifas ha provocado una suma de 80.000 nuevas líneas de telefonía móvil frente a la estimación valorada en el parqué de pérdida de 44.000.

Estos datos, publicados antes de la apertura de los mercados en Wall Street, eran inferiores a lo esperado por las principales firmas de análisis, lo que hizo que en las operaciones electrónicas previas al arranque de la sesión los títulos de AT&T se deslizaran en torno a un 3,5%.

Compartir