Compartir

Agencias

El presidente de Telefónica España, Emilio Gayo, ha afirmado que el acuerdo entre Vodafone y Orange afecta de “forma muy limitada” a su compañía, aunque demuestra que este tipo de operaciones de fibra son “muy activos en el mercado” y que “tal vez sería necesaria una regulación”.

Gayo se ha referido en rueda de prensa en Madrid al acuerdo alcanzado entre Vodafone y Orange, en virtud del cual ambas operadoras compartirán en España sus redes móviles de 5G con el objetivo de optimizar el coste de su próximo despliegue y mantenimiento, tal y como ya hacen con las antenas que ambas tienen en las poblaciones de hasta 25.000 habitantes.

Ha apuntado que desconoce los detalles de esta operación, si bien entiende que se trata de algo muy limitado que no afecta al que tiene ya Telefónica con Vodafone y que además afecta a una zona en la que la operadora española “no tiene las capacidades de fibra” que buscaba la compañía inglesa.

Ambas compañías ya “tenían una acuerdo sobre 4G”, por lo que es “más natural su extensión”, ha reconocido el presidente de Telefónica España, que ha apuntado que estas estrategias generan mucho valor en cuanto al ahorro de costes, algo que Telefónica ya factura a través del Telxius.

En cualquier caso, Telefónica seguirá mirando “opciones en el mercado”.

Emilio Gayo, que ha presentado este jueves las claves de la estrategia que su compañía desarrollará en los próximos meses, ha sido preguntado por la negociación “avanzada” de la venta de los Data Centers, centros de datos, por parte de Telefónica, tal como anunció ayer la compañía en un Hecho Relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), un asunto sobre el que no se ha querido pronunciar.

No obstante, sí ha señalado que esta venta “en ningún caso significará ningún impacto negativo para los centros”.

También se ha referido a la posibilidad de que entre un quinto operador de telefonía móvil en España, en alusión a Euskatel, y ha afirmado que se trata de una compañía potente con una capacidad local importante, si bien ha advertido de que esta iniciativa “requiere mucho esfuerzo y es complejo”.

Gayo no es partidario de la entrada de un quinto operador, si bien ha apuntado que Movistar tiene unas capacidades “totalmente diferenciales” y “sería la menos afectada por estos movimientos como ocurrió con el cuarto”.

También ha sido preguntado por la “tasa de RTVE” que tienen pagar operadoras como Telefónica, que está recurrida y que, a su juicio, es “injusta y no debe mantenerse”.

No ha querido entrar en cómo debe de financiarse el ente público, ya que corresponde al Gobierno definir esta política.

Fuente: EFe

Compartir