Compartir

Agencias

Vodafone y Orange compartirán en España sus redes móviles de 5G con el objetivo de optimizar el coste de su próximo despliegue y mantenimiento, tal y como ya hacen con las antenas que ambas tienen en las poblaciones de hasta 25.000 habitantes.

Ambas operadoras han precisado en un comunicado conjunto que lo que han hecho ha sido ampliar el acuerdo que mantienen para compartir el uso de las redes desplegadas en poblaciones de entre mil y 25.000 habitantes, lo que incluye en torno a 5.600 antenas que soportan tecnología 4G.

Según ha explicado a la agencia EFE un portavoz de Vodafone, con la ampliación del acuerdo ambas pasarán a compartir también las redes que ya tienen en las poblaciones de hasta 175.000 habitantes, lo que supone un total de unas 14.800 antenas o sites.

Así, únicamente quedarán fuera 23 grandes ciudades para que cada compañía desarrolle en ellas su propia estrategia comercial, al tiempo que cada una utilizará de forma independiente su porción de espectro radioeléctrico.

Como parte de este nuevo acuerdo, cuando llegue el despliegue de la esperada tecnología móvil 5G y se actualicen las antenas, Vodafone y Orange seguirán compartiendo a partes igual sus respectivas redes para así optimizar la explotación de cada emplazamiento.

Vodafone, que ya cuenta con pactos similares en Inglaterra e Italia, cerró su primer acuerdo con Orange en España en 2006 para compartir redes y luego lo amplió una década después.

Además, ambas compañías han ampliado su acuerdo mayorista para el uso de las respectivas redes de fibra óptica para comunicaciones fijas, lo que facilitará a Vodafone acceder a un millón más de inmuebles hasta los que Orange (que agrupa también a las marcas Jazztel, Amena Simyo y República Móvil) ya había desplegado su red.

Asimismo, ambas compañías tendrán acceso a los futuros despliegues de las redes banda ancha fija ultrarrápida de la otra parte.

En una comunicación a analistas Vodafone ha detallado que este acuerdo podría suponer un ahorro de capital y operativos (CAPEX y OPEX) de hasta 600 millones en diez años.

Fuente: EFe

Compartir