Compartir

Agencias

Los beneficios netos de Millicom, el grupo de operadoras presente sobre todo en América Latina, han experimentado una caída de dos dígitos durante el primer trimestre, si bien los directivos de la firma se muestran optimistas sobre su desarrollo y destacan que el grueso de la disminución se debe al incremento en los costes.

La operadora hace constar en su informe trimestral de resultados que los gastos financieros netos se han elevado a 137 millones de dólares (unos 123 millones de euros), frente a los 81 millones de dólares (unos 73 millones de euros) del primer trimestre de 2018. Gran parte de dichos gastos se deben a un crecimiento de la deuda bruta proveniente de la adquisición de Cable Onda, que se cerró en diciembre de 2018. Millicom también ha sufrido una pérdida de 16 millones de dólares (unos 14 millones de euros) derivada de los cambios en los estándares de contabilidad y ha tenido que abonar un pago único de 24 millones de dólares (unos 22 millones de euros) en el marco de sus actividades de financiación.

A pesar del incremento en gastos, Mauricio Ramos, consejero delegado, destaca los aspectos positivos. “Los indicadores clave de rendimiento, así como el crecimiento orgánico, son sólidos y se corresponden con los objetivos que nos habíamos fijado para todo el año. En concreto, me complace informar de que las importantes inversiones que hemos efectuado en Colombia y Bolivia durante los últimos años empiezan a generar un incremento de ingresos más rápido y un aumento en los niveles de rentabilidad.”

Una de cal y otra de arena

Aunque los beneficios netos del primer trimestre han caído un 16% interanual hasta quedarse en 14 millones de dólares (unos 13 millones de euros), los ingresos han aumentado un 5,1% hasta los 1.100 millones de dólares (unos 987 millones de euros). Millicom ha declarado que el crecimiento en ingresos “es consecuencia, en gran medida, de los ingresos de Cable Onda en Panamá durante todo el trimestre”, y también de un fuerte crecimiento orgánico.

La firma añade que la combinación de dichas circunstancias “compensa con creces el impacto de la conversión de divisas debilitadas en la mayoría de nuestros mercados”.

En América Latina, la operadora ha conseguido 269.000 nuevos usuarios de datos 4G en smartphones, hasta llegar a los 10,8 millones, lo que supone un incremento del 36,3% anual. También ha ampliado la clientela pospago con 68.000 nuevas suscripciones y termina el primer trimestre con 4,5 millones, esto es, con un crecimiento del 6,4%.

En marzo, Millicom llegó a un acuerdo para vender su negocio en Chad al grupo marroquí Maroc Telecom, en el marco de una estrategia para abandonar África y centrarse en América Latina.

Según Millicom, el número de abonados a servicios móviles en África ha descendido en 146.000 durante el primer trimestre, si bien un aumento en Chad ha compensado en parte la caída en Tanzania.

Fuente: MWL

Compartir