Compartir

Agencias

El 1° de mayo, Chile y Argentina celebraron un nuevo hito: la entrada en vigencia del Acuerdo de Libre Comercio entre ambos países, que será una oportunidad única para seguir estrechando las relaciones económicas y de cooperación entre los países hermanos. Este nuevo acuerdo ha sido impulsado con fuerza por los presidentes Mauricio Macri y Sebastián Piñera y aprobados en forma expedita en ambos Congresos.

El Acuerdo de Libre Comercio dará un up grade a la relación comercial, que mantienen desde hace 20 años con arancel cero y permitirá complementar el ACE 35 en diversas áreas, en Inversiones, Servicios, Compras Públicas, Telecomunicaciones y Comercio Electrónico. Asimismo, perfecciona y complementa las normas técnicas, sanitarias y fitosanitarias, así como los procedimientos aduaneros existentes. También se incorporan capítulos novedosos en temas como Medio Ambiente, Trabajo, Género, Pymes, Cooperación y Política de Competencia.

Estas nuevas oportunidades serán clave para el desarrollo de las Pymes de ambos países.

El capítulo de Compras Públicas, el primero en esta materia que suscribe Argentina, permitirá que las Pymes chilenas y argentinas participen en las licitaciones que se realicen en ambos países, compitiendo en igualdad de condiciones.

Otro Capítulo que será de gran impacto para Pymes es el de Comercio Electrónico, el cual promoverá este tipo de intercambio comercial a través de disposiciones que buscan facilitar el comercio por esta vía y mejorar las condiciones en las que los proveedores de servicios y productos digitales chilenos y argentinos operan en ambos mercados, es decir las Pymes chilenas y argentinas podrán exportar al mercado de Argentina y Chile de una forma más expedita a través de diferentes portales electrónicos.

El compromiso de la eliminación del roaming en las telecomunicaciones, facilitará y bajará sustancialmente los costos para comunicarnos entre nuestros connacionales, lo que ayudará tanto a las negociaciones comerciales, como al turismo. El nuevo marco jurídico más moderno y equilibrado para el desarrollo y la protección de las inversiones, dará mayor agilidad y certidumbre en el comercio bilateral de bienes.

En el ámbito laboral, por medio de la aplicación de la legislación laboral y el respeto de los compromisos internacionales como miembros OIT, se proyecta un mayor resguardo al trabajo digno. En materia Medioambiental, se establece el compromiso de promover altos niveles de protección y aplicación efectiva de legislación ambiental. En el área de Género se busca promover acciones comerciales que favorezcan a mujeres a través de un Comité.

Los acuerdos de última generación que Chile ha negociado con países latinoamericanos, como Uruguay, Argentina y Brasil, dan cuenta de la apuesta nacional por amplificar los beneficios del libre comercio en la región, con propuestas nuevas y marcos jurídicos modernos. Hoy podemos sostener, con convicción, que la cooperación y la integración entre Argentina y Chile es una realidad permanente y en constante avance, construida con prudencia e inteligencia, pero también con audacia, explorando de manera conjunta, nuevas y variadas áreas de entendimiento y beneficio mutuo.

Fuente: El Clarin

Compartir