Compartir

Agencias

Los reguladores de comunicaciones estadounidenses rechazaron por razones de seguridad nacional la solicitud de una empresa china de telecomunicaciones para proveer servicios en Estados Unidos en medio de tensiones crecientes entre los dos países.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC por sus siglas en inglés) votó por unanimidad rechazar la solicitud de China Mobile International USA Inc., tal como recomendó el Departamento de Comercio el año pasado.

La empresa, que según la FCC es en última instancia propiedad del gobierno chino, presentó en 2011 la solicitud de proveer servicios de telefonía internacional en Estados Unidos.

“Aprobar la solicitud de China Mobile no conviene al interés público”, dijo el presidente de la comisión, Ajit Pai. “Existe el riesgo significativo de que el gobierno chino utilizaría China Mobile para realizar actividades que pondrían en grave peligro la seguridad nacional, el cumplimiento de la ley y los intereses económicos de Estados Unidos”.

El comisionado republicano Brendan Carr dijo que la FCC debería investigar si no se deberían revocar las autorizaciones otorgadas hace años a otros operadores chinos como China Unicom y China Telecom.

La comisionada demócrata Jessica Rocenworcel criticó al organismo por no hacer lo suficiente para proteger las redes estadounidenses. Dijo que la votación del jueves fue apenas una medida de seguridad sobre una solicitud que estaba en “pausa permanente” desde hacía más de ocho años.

El gobierno del presidente Donald Trump se ha enfrentado a China por distintas vías. Ha presionado a sus aliados para que rechacen los equipos chinos para sus redes con el argumento de los peligros a la seguridad que representa la gigantesca Huawei. La FCC ha propuesto retirar fondos a las compañías estadounidenses de telecomunicaciones que emplean equipos de empresas chinas consideradas peligrosas para la seguridad nacional. Esto podría perjudicar a las pequeñas empresas telefónicas rurales que emplean esos equipos. La votación sobre esa medida está pendiente.

Washington y Beijing están embarcados en tensas negociaciones comerciales.

China Mobile no respondió de inmediato a pedidos de declaraciones.

Fuente: AP

Compartir