Compartir

Agencias

Telefónica ha ganado un 10,6% más entre los pasados meses de enero a marzo, respecto al mismo periodo del año pasado, en un primer trimestre marcado por los cambios en los criterios contables derivados de la implantación NIIF 16. En concreto, el grupo de telecomunicaciones ha registrado un beneficio de 926 millones de euros, con unos ingresos de 11.979 millones de euros, lo que suponen una rebaja interanual del 1,7% en términos reportados.

La referida nueva norma internacional altera especialmente las comparaciones en Telefónica en magnitudes como la rentabilidad y la deuda. Así, la ganancia operativa antes de depreciaciones y amortizaciones (oibda) se dispara el 10,3%, con un total de 4.264 millones de euros. El mismo rasero también afecta a la deuda, ahora de 40.381 millones de euros, el 5,7% menos interanual tras reducirse por octavo trimestre consecutivo, en esta ocasión con un recorte de 693 millones de euros. La reducción de la deuda hubiera sido más favorable para la teleco si no fuera porque los costes de los arrendamiento dejan de ser gastos operacionales. Es decir, los alquileres de edificios o emplazamientos de antenas tienen ahora el tratamiento de compras financiadas, con sus correspondientes pagos de intereses, lo que eleva el apalancamiento. En concreto, tras aplicar la norma NIIF-16 y sin contabilizar las últimas ventas, los pasivos por arrendamientos elevan la deuda hasta los 47.820 millones, con un impacto adverso de 7.439 millones.

Sin embargo, en términos comparables, Telefónica ha optimizado su saneamiento gracias a la inclusión de los recientes acuerdos de ventas de las filiales de Centroamérica y de 11 de sus centros de datos, todos ellos perfectamente encauzados aunque aún pendientes de su formalización. Bajo esas premisas, la deuda del grupo se ha reducido en 1.700 millones en los tres primeros meses del año, para situarse en los 38.700 millones de euros. A efectos de las agencias de calificación crediticia, todas ellas han descontado hasta el momento este tipo de contingencias normativas en sus valoraciones. Además, entre otras magnitudes, el flujo de caja libre alcanza en el trimestre los 1.408 millones de euros tras multiplicarse por 2,6 veces frente al mismo periodo del año pasado.

España sigue marcando la tendencia al resto del grupo en cuanto a la búsqueda de clientes de valor, con ingresos recurrentes cada vez más altos impulsados por las ofertas convergentes, todos ellos animados por las ofertas de fibra óptica y televisión de pago. Así, la filial española se mantiene como principal fuente de riqueza de la corporación tras mejorar su oibda en tres puntos porcentuales por el esfuerzo en reducción de costes y elevar sus ingresos el 0,3% hasta los 3.108 millones de euros.

La desaparición de las tarifas de roaming europeo sigue lastrando a la filial alemana, cuya facturación apenas repuntó el 0,7%. No obstante, sin el peso de la regulación comunitaria, los ingresos hubieran crecido el 1,3 por ciento. Esta subsidiaria ha ganado 306.000 clientes de contrato móvil y, como el resto de las sociedades, ha mejorado notablemente su oibda, en su caso con un incremento de 3,8 puntos porcentuales.

En el Reino Unido, O2 UK se mantiene como el operador con la menor tasa de desconexión de líneas móviles de contrato de ese mercado, al tiempo que ha elevado sus ingresos orgánicos el 5,3%, su oibda el 3,4% y el flujo de caja libre en 5,8%.

La filial brasileña crece en clientes de valor (aquellos que se abonan a líneas de contrato y fibra óptica) y celebra el favorable efecto sobre el oibda del aumento sus ingresos, que aumentaron el 1,7% en términos orgánicos, y la reducción de los gastos. Así, la rentabilidad aumentó en el trimestre el 14,9%, hasta los 992 millones de euros, con un margen de oibda que se expande por noveno trimestre consecutivo, ahora con una mejora del 0,5 puntos porcentuales.

Por el contrario, la inestabilidad monetaria en varios países latinoamericanos, entre ellos Argentina y Venezuela, afean el rendimiento del otro lado del Atlántico en términos reportados. Pese a lo anterior, Telefónica Hispanoamérica Sur dispara sus ingresos orgánicos el 15,2%, su oibda el 7%, con una especial aportación de las filiales chilena y peruana. En Telefónica Hispanoamérica Norte, el negocio vuelve a la senda del crecimiento en ingresos, con un repunte del 1,2%, gracias especialmente al impulso de Colombia, tanto desde el punto de vista comercial como financiero.

Reitera objetivos y dividendo

José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica, ha reiterado el pago de dividendo ya comprometido de 0,40 euros por título, así como todos los objetivos financieros fijados para 2019. En la documentación de los resultados trimestrales, Álvarez-Pallete también comenta que su grupo ha empezado el año “ganando relevancia con nuestros clientes a través de una mejor experiencia y una mayor vida media de los mismos”. En ese empeño, el primer ejecutivo del grupo apunta que la ‘teleco’ ha extendido “el liderazgo en despliegue de fibra y 4G, probando las nuevas capacidades de 5G y avanzando en el programa de virtualización Unica”.

Según explica el presidente de Telefónica, las cuentas trimestrales “muestran una destacada mejora en la tasa de crecimiento de los ingresos, crecimiento de doble dígito del beneficio neto y del beneficio neto por acción, una fuerte generación de caja, tres veces superior a la del primer trimestre del ejercicio anterior, y una aceleración en la reducción de deuda,que se reduce por octavo trimestre consecutivo y permite seguir aumentando la fortaleza de nuestro balance”.

Fuente: eE

Compartir