Compartir

Agencias

Google ha roto las relaciones con Huawei tras la inclusión de ésta en la ‘lista negra’ de empresas que suponen una amenaza para la seguridad nacional’ de EEUU. Una medida que ha sido un auténtico terremoto en el panorama de telefonía mundial y cuya primera réplica se espera que afecte directamente a Apple. Las acciones en la preapertura han llegado a caer más de un 4% hasta los 180 dólares por acción, en mínimos del año. No tocaba estos niveles desde los primeros días de diciembre pasado.

La exposición de la compañía de Cupertino a la tensión comercial con China provoca una caída de las acciones en Wall Street que supera el 3%. Y es que del mismo modo que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha fijado en Huawei como elemento de presión para apretar a China en la negociación de aranceles, se espera que el Gobierno chino haga lo propio y tome medidas que puedan afectar directamente a Apple.

El mercado chino es especialmente importante para Apple pues, tras EEUU, es la segunda región en la que más iPhone vende. A las posibles restricciones del mercado por parte del presidente Xi Jinping cabe sumar además un boicot de los ciudadanos chinos.

Llamada al boicot a Apple

Huawei es el orgullo tecnológico de la nación. Una empresa familiar cuyos empleados tienen participaciones de la empresa, lo que hace que el golpe de EEUU se haya tomado muy mal por la opinión pública.

Hace semanas comenzó un llamamiento a través de redes sociales a hacer boicot a los productos de Apple y comprar por su parte los desarrollados por Huawei. Un argumento que ha ganado peso en las últimas horas tras la situación provocada por Google y el Gobierno Trump.

Según adelanta BuzzFeed News, los ciudadanos chinos se están organizando a través de las redes sociales para que se deje de comprar el iPhone y se compre el teléfono Huawei equivalente. “Las funcionalidades en Huawei son comparables o incluso mejores que en los iPhone de Apple. Tenemos una buena alternativa, ¿por qué seguimos usando Apple? Creo que Huawei es increíble, destroza a Apple en pedazos”, relataba uno de los ciudadanos chinos que llama al boicot a través de Weibo.

“Me siento culpable al ver la guerra comercial. Una vez que tenga dinero, cambiaré mi teléfono inteligente”, dijo un usuario que había escrito el mensaje desde un iPhone.

Esta conciencia social de que la compra de un iPhone es una traición está recorriendo la sociedad del país, lo que puede hacer que las ventas de Apple caigan aún más en China.

Fuente: eE

Compartir