Compartir

Agencias

Vodafone lanzará a partir del próximo viernes sus primeros servicios comerciales de 5G en quince ciudades españolas, con lo que se convierte así en la primera operadora en poner en marcha este servicio en el país y uno de las primeros en Europa, ha anunciado este lunes el presidente y consejero delegado de la compañía en España, António Coimbra.

Madrid, Valencia, Barcelona, Málaga, Sevilla, Bilbao, La Coruña, Zaragoza, Pamplona, Santander, Vigo, Vitoria, San Sebastián, Gijón y Logroño serán las ciudades donde se implante este servicio de Vodafone, que se estrena en esta tecnología antes de lo previsto, según Coimbra.

Los teléfonos que comercializará son de la marca Samsung (Samsung Galaxy S10), LG (LG V50 ThingQ) y Xiaomi (Xiaomi Mi MIX3), no así de Huawei, cuyos terminales no han sido certificados aún y que se incluirán una vez que no existan dudas sobre los mismos, ha dicho el presidente al referirse sin mencionarlo al veto de empresas como Google.

Vodafone ha hecho el despliegue del 5G con Huawei como proveedor del “core” (núcleo central) de red, con el que tiene acuerdo en la mayor parte del territorio, y también con Ericsson, en menor medida.

De momento, la operadora no usará como suministrador a Huawei para el nuevo despliegue de “core” de red -la parte más sensible-, como ya había anunciado, sin que tenga que ver en ello la reciente visita al Reino Unido del presidente de EEUU, Donald Trump.

La operadora está en la misma situación que hace unos meses: “No ha cambiado nada con respecto a Huawei”, ha dicho Coimbra.

El despliegue 5G se hará sobre la frecuencia de 3,7 GHz, en la que adquirió 90 MHz la compañía en julio de 2018 en la subasta en España, según el presidente, quien ha afirmado que la cobertura inicial en estas ciudades será aproximadamente un 50%, y se irá ampliando.

La velocidad de la red de 5G será hasta 1Gbps en descarga de datos y a finales de año se podrán alcanzar 2Gbps, multiplicando así por 10 las velocidades de 4G.

El 5G tiene ventajas como la reducción de la latencia, hasta 5 milisegundos, lo que será fundamental en la transformación de sectores clave para el desarrollo económico y aplicaciones en tiempo real como el coche autónomo, telemedicina, realidad virtual, vídeo 8K y “cloud gaming” (juegos en la nube).

No solo el servicio de coche autónomo se verá beneficiado con el 5G, sino todo lo que tenga que ver con la gestión de coches en la ciudad, ya que “permitirá mejorar la gestión del tráfico”.

Este lanzamiento supondrá una “revolución” y marcará un “antes y un después” porque promoverá un ecosistema de empresas emergentes (startups)que encontrarán soluciones de aplicaciones “desconocidas a día de hoy”, ha añadido.

Todas las tarifas incorporarán el 5G con su precio actual, siendo la de Vodafone Ilimitada Total y Vodafone One Ilimitada Total las que podrán disfrutar a pleno rendimiento de las ventajas.

España “llegó con retraso al 4G”, algo que “afortunadamente no va a ocurrir con el 5G”, ha dicho el presidente.

Vodafone lanzó el despliegue precomercial en julio del año pasado en seis ciudades españolas, entre ellas Madrid y Barcelona, y en el Congreso Mundial de Móviles de Barcelona del pasado mes de febrero se hizo la primera llamada del mundo desde un móvil 5G, ha recordado.

En este contexto, ha anunciado también un acuerdo con Hatch, la primera plataforma de “cloud gaming” para redes 5G, que permitirá a los usuarios jugar de forma instantánea sin descargas o anuncios, con más de 160 juegos disponibles, algunos de ellos exclusivos y otros destinados para el público infantil.

La campaña de comunicación de todo ello comenzará este martes, ha explicado el presidente.

Preguntado por los posibles fallos que pudiera tener el 5G, ha dicho que “obviamente” no lo hubieran lanzado si no tuvieran todo listo.

Vodafone es “optimista” sobre esta tecnología en España, que lo está “haciendo muy bien” y que, si es uno de los países más avanzados de Europa, es por “alguna razón”, y ha afirmado al referirse a la licitación de frecuencias que lo está haciendo de una forma razonable, para que se pueda invertir en el despliegue de redes.

Se ha referido también a la ciberseguiridad que es un tema “sensible” y que Europa tiene que “tener reglas claras”, que se han de cumplir.

Preguntado por la posibilidad de que en un futuro tuvieran que prescindir de Huawei, ha afirmado que, “si por alguna razón hubiera que hacer cambios”, a Vodafone “no le plantearía grandes problemas”, ya que “sabe cómo hacerlo y no afectaría a sus clientes”.

Fuente: EFe

Compartir