Compartir

Agencias

La compañía tecnológica Apple ha pedido al Gobierno de Estados Unidos que paralice la aprobación de una nueva ronda de aranceles a importaciones de productos chinos, argumentando que acabarían dañando su capacidad de competir a nivel global con otros fabricantes de teléfonos móviles.

En una carta dirigida a la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos, la firma dirigida por Tim Cook ha explicado que la lista de aranceles propuesta abarca los principales productos de Apple (iPhone, iPad, Mac, AirPods y AppleTV), así como componentes y baterías que se usan para reparar los dispositivos en Estados Unidos.

La semana pasada, el representante comercial del país norteamericano, Robert Lighthizer, anunció que entre el 17 y el 25 de junio tendría lugar un periodo de reflexión durante el cual las empresas y otras partes interesadas podrían remitir comentarios y valoraciones sobre la propuesta de imponer un gravamen del 25% a importaciones de productos chinos valoradas en 300.000 millones de dólares.

Si se da ‘luz verde’ a esta nueva ronda de aranceles, Estados Unidos habrá aprobado impuestos sobre el 100% de las importaciones desde China, ya que en mayo el país norteamericano elevó hasta el 25% el arancel que tienen que abonar una serie de productos importados desde el país asiático y valorados en 200.000 millones de dólares (177.327 millones de euros) al año.

En el documento remitido por Apple, la firma alude a que es uno de los mayores contribuyentes a las arcas públicas de Estados Unidos, por lo que si se aplican los aranceles sobre sus productos se reducirá la contribución de Apple a la economía del país.

“Los productores chinos con los que competimos en los mercados globales no tienen una presencia significativa en el mercado estadounidense, por lo que no sufrirán el impacto de los aranceles. Tampoco lo sufrirán otros grandes competidores no estadounidenses. Un arancel, por tanto, inclinaría el campo de juego a favor de nuestros competidores globales”, ha alertado la empresa.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tiene previsto entrevistarse con su homólogo chino, Xi Jinping, en el marco de la reunión del G20 que se celebrará la semana que viene en Japón. Durante el encuentro, ambos discutirán sobre el comercio, por lo que no es seguro que el proceso iniciado por la Oficina del Representante Comercial vaya a culminar en la aprobación de una nueva ronda de aranceles.

Fuente: eE

Compartir