Compartir

Agencias

La Autoridad de Comunicaciones de Hong Kong ha creado licencias para el servicio de banda ancha inalámbrica localizada (conocido por las siglas inglesas LWBS), con la finalidad de fomentar el desarrollo de nuevos servicios basados en 5G u otras tecnologías móviles avanzadas.

El organismo regulador asignará hasta 400 MHz de espectro en las bandas de 26 GHz y 28 GHz, y las licencias se concederán de acuerdo con criterios geográficos. Los costes anuales ascienden a una cuota fija de 100.000 dólares de Hong Kong (unos 11.500 euros) más un importe variable vinculado al número de estaciones base y dispositivos LWBS en uso, así como a la cantidad de espectro asignado.

Las licencias serán válidas por cinco años, con una posible extensión por otros cinco.

Un representante de la Autoridad de Comunicaciones ha indicado mediante una declaración que el espectro compartido cubrirá “ubicaciones específicas tales como campus universitarios, polígonos industriales, aeropuertos y parques tecnológicos”.

“También podrá utilizarse en acceso fijo inalámbrico y aplicaciones de ciudad inteligente.”

Los adjudicatarios podrán desplegar el espectro compartido para ofrecer cobertura en ubicaciones específicas, en un área agregada de no más de 50 kilómetros cuadrados.

El representante mencionado afirma que la Autoridad de Comunicaciones quiere fomentar el desarrollo de servicios y aplicaciones innovadores que utilicen tecnologías 5G y señala que los servicios LWBS serán “distintos de los servicios móviles públicos convencionales, y en general se limitarán a comunicaciones inalámbricas que consistirán sobre todo en transmisión de datos para grupos específicos de usuarios”.

La Autoridad también anuncia que la convocatoria de solicitudes para licencias LWBS tendrá lugar en un plazo muy breve.

Fuente: MWL

Compartir