Compartir

Agencias

La Comisión Federal de Comercio (FTC) de los Estados Unidos ha impuesto una sanción de 5.000 millones de dólares por no proteger los datos de sus usuarios en distintos casos de violación de la privacidad. El motivo de esta sanción es el escándalo de Cambridge Analytica, en el que una compañía externa a Facebook se hizo con los datos de millones de usuarios que luego fueron utilizados para ayudar a Trump a ganar las Elecciones Presidenciales de 2016, contra todo pronóstico.

Facebook todavía puede presentar alegaciones para evitar la sanción, pero parece que lo va a tener difícil y que el Departamento de Estado, el organismo encargado de ratificar las multas de este estilo y obligar a su cumplimento, va a tramitarla con la mayor celeridad.

Aunque se trata de la mayor multa jamás impuesta a una compañía tecnológica, la sanción no ha supuesto un varapalo para las acciones de la compañía. Es más, desde que se conoció la noticia el pasado viernes, han subido su cotización, haciendo que Mark Zuckerberg (CEO, accionista mayoritario de la compañía y su creador) sea aún más rico.

¿El motivo de este despropósito? Pues la previsión de Facebook. El pasado mes de abril, Mark Zuckerberg advirtió a sus accionistas que su compañía podría ser duramente castigada con una sanción millonaria, pero que se había preparado para afrontarla al apartar entre 3.000 millones y 5.000 millones de los beneficios netos de la compañía, que en 2018 ascendieron a 15.230 millones de dólares.

Esta preparación para la multa ha hecho que no se note en los resultados económicos de la compañía ni en su cotización. Es más, Facebook se encuentra en estos momentos rozando su máximo histórico en cuanto a capitalización bursátil, así que la mega multa ni siquiera ha inquietado a los inversores, toda una paradoja.

Al hacerse pública la cuantía de la sanción, las acciones de Facebook se dispararon hasta los 206 dólares, precio en el que se han mantenido estables. Para los expertos, esta subida es un síntoma de que la multa apenas tendrá consecuencias en la conducta de la compañía. Es decir, que no le importará pagar multas de 5.000 millones y seguirán mercadeando con los datos privados de sus usuarios. ¿Quizás va siendo hora de imponer multas de 20.000 millones? Actualmente, Mark Zuckerberg tiene un patrimonio estimado de 75.000 millones de dólares, así que tampoco le haría mucho daño… pero podría empezar a actuar de otra forma.

Fuente: YF

Compartir