Compartir

Agencias

Los ministros de Finanzas del G7 se reúnen el miércoles y el jueves cerca de París en plena tensión entre Francia y Estados Unidos por la tasa francesa a los gigantes estadounidenses de internet.

Oficialmente, el objetivo del G7 de Finanzas, que se reúne en Chantilly, en norte de París, con el lema “hacer el capitalismo más justo”, es llevar a los “siete países económicamente más potentes del planeta hacia la reducción de las desigualdades y la justicia fiscal”, indicó una fuente francesa.

La reunión servirá también para preparar la cumbre de jefes de Estado del G7, prevista en Biarritz (suroeste de Francia) a finales de agosto.

Pero será además una ocasión para los aliados de Estados Unidos de hablar con la administración de Donald Trump sobre cuestiones como la guerra comercial y la tasa a los gigantes de internet, que no gusta en Washington.

El ministro francés de Finanzas Bruno Le Maire se reunirá cara a cara con el secretario estadounidense del Tesoro, Steven Mnuchin, tan solo una semana después de que Estados Unidos haya iniciado una investigación sobre la tasa francesa a los Gafa (un acrónimo para referirse a Google, Apple, Facebook y Amazon)

La Maire asegura que Francia está dispuesta a anular la tasa si finalmente se llega a un acuerdo mundial sobre la tasación de las grandes compañías tecnológicas, un proyecto que se está negociando en el marco de la Organización para la Cooperación y del Desarrollo Económicos (OCDE) con 2020 como objetivo.

“Invitaremos al señor Mnuchin a acelerar los esfuerzos para definir la fiscalidad del siglo XXI en vez de amenazarnos con la sección 301, con sanciones y represalias que no son las mejores políticas entre aliados”, dijo la fuente francesa.

– Moneda virtual –

La investigación estadounidense sobre la tasa Gafa abierta en el marco de la ley de comercio estadounidense llamada Sección 301? podría provocar represalias de Estados Unidos.

Francia, que este año preside el G7, tiene el objetivo de reducir “el desfase entre la realidad económica y la realidad fiscal” tras la aparición de los gigantes de internet acusados de pagar muy pocos impuestos.

Las oenegés Attac y Oxfam pidieron por su parte al G7 que “se comprometa a favor de un sistema fiscal internacional más justo” y una imposición “más eficaz” de las grandes multinacionales.

La reunión también abordará el proyecto de moneda virtual Libra de Facebook, que preocupa tanto a los ministros de Finanzas como a los bancos centrales.

“Reafirmamos nuestra voluntad de no dejar que una empresa privada tenga medios de soberanía monetaria”, dijo una fuente del ministerio de Finanzas. Le Maire también expresó públicamente su oposición a Libra.

La presidencia francesa del G7 quiere por otra parte luchar contra la evasión fiscal que “permite a las multinacionales generar beneficios en un lugar y desplazarlos a otro donde los niveles de gravamen son inferiores”.

Le Maire y su homólogo alemán Olaf Scholz “están decididos a avanzar con resultados muy concretos”, apunta la fuente francesa, aunque descarta que haya un acuerdo en Chantilly sobre un impuesto de sociedades que frene la llamada optimización fiscal.

Los ministros deberían abordar también la sucesión de la francesa Christine Lagarde a la cabeza del Fondo Monetario Internacional (FMI) tras su designación como próxima presidenta del Banco Central Europeo (BCE).

Fuente: AFP

Compartir