Compartir

Agencias

El proveedor de televisión satelital Dish Network aceptó pagar US$5.000 millones por activos inalámbricos en un acuerdo con T-Mobile US y Sprint, preparando el camino para que el Departamento de Justicia de Estados Unidos apruebe la fusión de US$26.500 millones de las compañías de telefonía móvil, según personas conocedoras del tema.

Tras semanas de negociaciones, las partes llegaron a un acuerdo en virtud del cual Dish pagará alrededor de US$1.500 millones por negocios móviles prepago y cerca de US$3.500 millones por espectro, señalaron las personas bajo condición de anonimato. De acuerdo con los términos de la operación, Dish no puede vender los activos ni ceder el control del convenio a un tercero durante tres años, dijeron las personas.

El acuerdo debiera permitir que el Departamento de Justicia apruebe la fusión de T-Mobile con Sprint, en el mejor de los casos el jueves. Se espera que T-Mobile también reitere que los términos económicos del acuerdo con Sprint, sobre el cual aseguró que generaría alrededor de US$43.000 millones en ahorros, no se verán afectados por la venta de activos a Dish, explicaron las fuentes.

Representantes de Dish, T-Mobile, Sprint y el Departamento de Justicia declinaron hacer comentarios.

T-Mobile tiene respaldo de la alemana Deutsche Telekom.

T-Mobile y Sprint, y sus matrices en el extranjero, han pasado más de un año luchando para que se apruebe su fusión. El presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones de EE.UU.,Ajit Pai, recomendó en mayo que su agencia apruebe la operación, pero el Departamento de Justicia ha sido más difícil de convencer.Como parte del acuerdo con Dish, la compañía de televisión satelital obtiene un acuerdo al por mayor a siete años que le permite vender servicios inalámbricos T-Mobile con la marca Dish. El paquete también incluye un contrato de servicio a tres años de T-Mobile para brindar soporte operativo a medida que los clientes de prepago se cambien a Dish.

Fuente: Bloomberg

Compartir