Compartir

Agencias

El fabricante estadounidense de equipamiento de internet Cisco anunció este miércoles unos beneficios netos de 11.621 millones de dólares para el conjunto de su año fiscal 2019 (de julio a junio) y una subida de las ventas de un 5,22% con respecto al ejercicio anterior.

La firma de San José (California, EE.UU.) ha regresado a sus cifras habituales tras vivir en 2018 un año absolutamente anómalo en el que “únicamente” registró 110 millones de ganancias, a causa de una provisión para impuestos extraordinaria para ajustarse a la reforma fiscal impulsada entonces por el Gobierno de Estados Unidos que preside Donald Trump.

En esa ocasión Cisco dedicó 12.929 millones de dólares a pagar impuestos, frente a los 2.950 millones de este año, lo que hizo que apenas viese beneficios.

Resulta más apropiado, por tanto, comparar los resultados de explotación (antes de intereses e impuestos) entre uno y otro ejercicio, que pasaron de 12.309 a 14.219 millones, es decir, un incremento del 15,5%.

En paralelo, la facturación del grupo especializado en módems, routers y otras infraestructuras de red aumentó en 2.574 millones de dólares hasta alcanzar los 51.904 para el total del año, y los beneficios por acción llegaron a los 2 dólares con 63 centavos, frente a los 2 centavos del ejercicio pasado.

El principal negocio de Cisco sigue siendo la fabricación y venta de equipamiento de internet, que representó un 58% del total de ventas, seguido por los servicios (25%), las aplicaciones (11,18%) y la tecnología de seguridad (5,26%).

Estos dos últimos segmentos de negocio, pese a ser los más pequeños, fueron los que más crecieron durante el pasado año fiscal, con subidas del 15 y del 16% respectivamente.

“Mantenemos un compromiso como proveedores a nuestros clientes de valor diario mediante soluciones diferenciadas, y estamos bien posicionados para aprovechar las oportunidades de crecimiento a largo plazo que surjan en el futuro”, indicó el presidente y consejero delegado de Cisco, Chuck Robbins.

Los buenos resultados de Cisco, sin embargo, no terminaron de convencer a los inversores en Wall Street, y sus acciones se dejaban un 7,25% hasta los 46,85 dólares por título en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los parqués neoyorquinos.

Fuente: EFe

 

 

Compartir