Compartir

Agencias

El pasado martes arrancó el proceso de selección de la banca de inversión que llevará adelante la concesión de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT).

A este concurso fueron invitadas diez empresas con el fin de que concursen para la prestación de servicios de “asesoramiento en la determinación e implementación de un esquema de negocio empresarial y selección de un operador privado temporal para la empresa pública”.

Las empresas invitadas fueron Lazard, Guggenheim Securities y Deloitte Consulting, de EE.UU.; BDO Colombia S.A.S., Valor & Estrategia, de Colombia; Ernest & Young (Reino Unido); ONE to ONE Corporate Finance (España); Credit Suisse Group (Suiza); KPMG (Países Bajos) y BNP Paribas (Francia).

La empresa seleccionada actuará como aliada estratégica exclusiva de la gerencia y del Gobierno en la selección de un operador privado que liderará la gestión temporal del negocio de la CNT EP, si la operación responde a los intereses del Estado, indicó la empresa en un comunicado.

Tentativamente, las autoridades gubernamentales han hablado de concesionar la administración de CNT al menos por 20 años.

Según el cronograma del concurso, hasta el 23 de septiembre las interesadas deberán presentar las ofertas, mientras que el 23 de octubre se daría la adjudicación.

Sobre el tema, Santiago Cuesta, consejero de Gobierno, explicó que esta es una primera etapa y que servirá para valorizar la empresa.

Comentó que existen en CNT unos 6.000 empleados, y que las otras dos telefónicas privadas tienen apenas 3.000 entre ambas. A su parecer, los ciudadanos son los que pagan altos costos del servicio de CNT por el alto número de empleados.

CNT informó que la decisión de avanzar en un nuevo esquema de negocio y la selección de un operador privado “es indispensable para garantizar la viabilidad de la empresa, mejorando sus indicadores de gestión y asegurando su operación en el mediano y largo plazo en el desafiante mercado de las telecomunicaciones”.

La banca de inversión deberá identificar la estructura jurídica y financiera que priorice la gestión temporal de los activos de la CNT EP, por medio de un operador privado.

Una vez elegida la banca de inversión, el proceso se desarrollará en dos etapas. En la fase 1 se encargará del análisis y valoración de la empresa y recomendará el modelo de negocio o asociación aplicable para garantizar su sostenibilidad y crecimiento, para lo que tendrá un plazo de 180 días.

Una vez que se cuente con la aprobación de la fase previa por parte del directorio de la empresa, la banca de inversión en la fase 2 estructurará el proceso competitivo para ejecutar la transacción seleccionada en la fase 1 y asistirá a la CNT EP en la calificación de los oferentes y la valoración de las propuestas técnicas, económicas y legales a fin de determinar al operador privado. Para esto se contará con otros 180 días.

En medio de este proceso, esta semana se conoció que la gerenta de CNT, Martha Moncayo, adjudicó dos contratos de publicidad por $ 6 millones cada uno ($ 12 millones), bajo la figura de Régimen Especial.

Esta ha sido criticada por no generar mayor competencia entre los oferentes y, por tanto, no ser beneficiosa para el contratante.

Ambos contratos duran un año y fueron adjudicados el pasado 20 de agosto al Consorcio Rivas Publicidad y a Norlop Thompson-Maruri Grey.

El primero es para la contratación de servicios de publicidad para la gestión de planificación e implementación de estrategia de marca, trade marketing, productos, servicios actuales y nuevos y tienen que ver con la comercialización de televisión internet móvil, telefonía móvil, fija, internet fijo, fibra óptica.

El segundo, para prestación de servicios de publicidad para la gestión de planificación e implementación de estrategia de marca y el manejo de marca global.

Fuente: El Universo

Compartir