Compartir

Agencias

Este martes 3 de septiembre inició, en San José de Costa Rica, una nueva edición de Andina Link Centroamérica, que este año tendrá como ejes temáticos la regulación, los contenidos, los desafíos tecnológicos y los nuevos modelos de negocios para los cableoperadores de esta región.

Sobre todo y como en cada edición, el foco estará (hasta el jueves 5) puesto sobre el mercado costarricense, que según el último reporte de la Sutel, totalizó 900.000 suscriptores de TV paga en 2018, mostrando un crecimiento de 6,13% respecto a la cifra alcanzada en 2017 y continuando la tendencia ascendente de los últimos cinco años.

La tecnología de cable fue la más importante, con el 67% del mercado, mientras que el 29% accede a la TV satelital y el 4% restante a IPTV. Además, la penetración de la TV paga de hogares pasó de 69% a 70,6% en el último año, y los hogares que sólo acceden a la TV abierta y gratuita disminuyeron de 28,5% en 2017, a 26,2% en 2018.

Este sector se ha visto alterado en los últimos años por las oportunidades que ofrecen las tecnologías de la información y la comunicación, generando nuevos modelos de distribución de contenidos y una diversidad de plataformas para que los usuarios puedan recibirlos. También las redes se han vuelto absolutamente dependientes de Internet.

Es por esto que el Foro FICA de Andina Link, bajo la coordinación de Gabriel Levy, tratará el tema de la convergencia y su influencia en el negocio tradicional de la TV paga, que ya no alcanza por sí misma para que las empresas sobrevivan y se hace necesario recurrir a nuevos esquemas comerciales. Al mismo tiempo el mercado latinoamericano está cambiando con altos niveles de concentración y posiciones dominantes de algunos jugadores.

Regulación

La misma convergencia que ha permitido a los usuarios consumir contenidos en cualquier momento y lugar, ha generado una crisis en la regulación haciendo necesarios modelos convergentes y en algunos países apareciendo la idea de desregulación para promover la competencia y el desarrollo sectorial.

Para debatir si este es el mejor camino, cómo ejercerlo mientras se incorporan tecnologías híbridas y entender cómo proteger a los pequeños agentes de mercado, el FICA incluirá una conferencia que tratará estos temas y más. Participarán Edwin Estrada Hernández, viceministro de telecomunicaciones; Gilbert Camacho Mora, presidente del consejo de la Sutel; Juan Manuel Campos Ávila, de Ciber Regulación Consultores; Gonzalo Gómez Rodríguez, del grupo ICE; el abogado William Villalobos Herrera; el consultor en telecomunicaciones Norman Chaves; Basilio R Perez, presidente de la recientemente creada asociación de ISPs de Latinoamérica, LAC-ISP; Vanessa Castro, Presidenta de Infocom; y José Gutierrez Salazar, de Cabletica.

WISP: Distribución de contenidos

Otro tema de discusión será el desafío de los ISPs de distribuir contenidos en múltiples redes, para lo que se analizará en concreto el caso WISP. Se discutirá sobre la posibilidad de ofrecer TV paga en redes Wireless, OTT y sus esquemas de negocios, así como la oferta de servicios como Netflix sobre este tipo de redes.

En el panel participarán Juan Garcia Bish, de Gigared; Roy Salazar Castro, de la Asociación Costarricense De Cableoperadores; Mauro Escalante, de Academy Xperts; Alexander Gómez, de Mikrotik; Saray Amador, de Canartel; Iary Gómez, de Grupo Extra.

Primera fase del apagón analógico

Este año, Andina Link se realiza en un momento especial, apenas un mes después de concretarse la primera fase del apagón analógico en Costa Rica, en favor de la TV Digital Terrestre (TDT), bajo el formato japonés-brasileño ISDBT-Tb, abarcando ya sólo con las señales digitales a casi el 80% de la población.

El proceso en el país se lleva adelante en dos etapas, comenzando el 14 de agosto pasada con el territorio cubierto por transmisiones de torres de telecomunicaciones localizadas en el Parque Nacional Volcán Irazú, que el INEC estima que alberga a casi el 80% de la población. Específicamente, la Región 1 ya “apagada” alcanza la mayor parte de la zona central del país, y puede extenderse hasta zonas como Horquetas de Sarapiquí hacia el norte, Turrialba, Guápiles y otras zonas de Limón hacia el este, y hacia el oeste Palmares, Quepos y Parrita.

La Región 2, que comprende el resto del país, apagará su señal analógica en un plazo máximo de 12 meses, es decir, la fecha límite sería el 14 de agosto del 2020, aunque el ministro Salazar resaltó que por lo avanzado que está el proceso, es probable que en la práctica se concrete antes.

Fuente: Prensario

Compartir