Compartir

Agencias

Acisclo Valladares, exdirectivo de una empresa de telefonía y actual ministro de Economía, fue citado por el diputado Luis Hernández Azmitia para consultarle respecto una denuncia sobre supuesto espionaje telefónico en el que estaría involucrado el funcionario.

“Somos un ente eminentemente técnico”, afirmó Manuel Enrique González, superintendente de Telecomunicaciones, quien también fue citado.

Añadió que la Superintendencia de Telecomunicaciones (SIT) no tiene capacidad para auditar la buena utilización de las líneas que se otorgan en usufructo.

“Estamos facultados para administrar el registro de telecomunicaciones, para dirigir controversias entre operadores surgidas por el acceso a recursos escenciales, aplicar, cuando sea pertinente las sanciones aplicadas en la presente Ley. El espíritu de la Ley de Telecomunicaciones es manejar el espectro. En cuanto a escuchas telefónicas nosotros no tenemos ese alcance y tampoco tenemos el equipo pertinente para lograr ese propósito”, dijo González.

El superintendente afirmó que esa entidad no tiene el equipo ni la Ley la faculta para la utilización de escuchas telefónicas, por lo que esto queda a discreción de los operadores.

A decir del diputado Luis Hernández Azmitia, de la bancada Podemos, el superintendente de Telecomunicaciones está obligado, por Ley, a velar por los intereses de los usuarios, por lo que incurriría en incumplimiento de deberes u omisión de denuncia por el posible espionaje telefónico.

En una nueva citación, la próxima semana, González, deberá presentar los planes que se implementarán de parte de la SIT para proteger los derechos e interés de los usurarios, pues esto está establecido en el Artículo 1 de la Ley de Telecomunicaciones, explicó Hernández Azmitia.

El diputado también pidió el histórico de las concesiones otorgadas para determinar quienes son los operadores y lamentó que no se haya podido hacer una auditoría al uso que se le dio a las líneas telefónicas.

Además, el congresista Mauro Guzmán, de la bancada de la Unidad Nacional de la Esperanza, cuestionó que no se tenga la capacidad de controlar el uso de las líneas cuando el Estado es el propietario del espectro radioeléctrico.

Los diputados también pidieron al superintendente que para la próxima reunión lleve un anteproyecto para una nueva ley de telecomunicaciones, en donde se tenga más fuerza para la fiscalización y esté actualizada.

Fuente: Prensa Libre

Compartir