Compartir

Agencias

Reuters informa de que la operadora brasileña Oi, abrumada por sus deudas, ha abierto conversaciones con sus rivales Telefónica y Telecom Italia, así como con varias otras firmas interesadas, sobre la posibilidad de vender su división de telefonía móvil para recaudar fondos.

Se cree que la división de telefonía móvil de Oi puede valorarse en torno a 10.000 millones de reales brasileños (casi 2.200 millones de euros). También se ha citado como posibles compradores a la operadora estadounidense AT&T y una empresa china no identificada.

En respuesta a dichas afirmaciones, un representante de Telecom Italia niega que existan “negociaciones en curso con la [operadora] brasileña Oi”.

Al tiempo que busca un comprador para su división de telefonía móvil, Oi estudia otras medidas para incrementar sus menguantes reservas de efectivo. Así, por ejemplo, incrementar su deuda y tratar de acelerar la venta de su participación en la operadora angoleña Unitel.

La empresa parece hallarse en una posición cada vez más precaria. Tan solo en el segundo trimestre ha sufrido pérdidas netas de 1.600 millones de reales (casi 350 millones de euros), y el efectivo disponible ha caído en un 32% en forma secuencial hasta situarse en 4.300 millones de reales (unos 938 millones de euros). La deuda neta ha aumentado en un 24% durante el trimestre hasta situarse en 12.600 millones de reales (unos 2.747 millones de euros).

El futuro de la operadora ha sido objeto habitual de especulaciones aun antes de solicitar concurso de acreedores, con una deuda de más de 19.000 millones de dólares (unos 17.280 millones de euros), en junio de 2016. Desde entonces ha reestructurado su carga de deuda, tras un largo proceso de negociación con acreedores y partes interesadas.

En febrero se informó de que varias firmas inversionistas con abultadas participaciones en la operadora se planteaban la venta de su división de telefonía móvil para que la firma pudiera limitarse a telefonía fija y fibra.

Oi es la cuarta operadora móvil más importante del mercado brasileño, con 37,7 millones de conexiones (según las cifras de GSMA Intelligence para el segundo trimestre). La más grande es Vivo, de Telefónica, con 733 millones, seguida por Claro, de América Móvil, y TIM, de Telecom Italia, que cuentan con unos 56 millones.

Fuente: MWL

Compartir