IFT presume poder sustancial de Televisa en Monterrey, Juárez y la CDMX

Compartir

Por Nicolás Lucas, El Economista

La Autoridad Investigadora del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), una unidad autónoma dentro de ese órgano regulador, halló elementos que la hacen presumir la existencia de poder sustancial de Grupo Televisa en el negocio del video de 35 mercados relevantes de siete estados de la República, derivado de la compra de diversos activos de infraestructura y clientes residenciales de Axtel en 2018 por aproximadamente 240 millones de dólares.

Esto significa que Grupo Televisa es un agente económico con capacidad de establecer tácticas comerciales que beneficien a sus propias operaciones en todos esos 35 mercados relevantes, por lo que de confirmarse la presunción de la Autoridad Investigadora y de que el pleno del IFT lo ratifique en sesión, entonces el regulador iría con una serie de medidas regulatorias sobre transmisión exclusiva de eventos o tarifas de servicios, entre otras distintas acciones posibles, que equilibren la competencia en el sector y a favor del consumidor final.

La presunción de esa unidad del IFT se origina en un momento en que si bien Grupo Televisa avanza por las redes fijas con su marca de cable Izzi Telecom, por vía satelital, Sky enfrenta retos frente a los OTT y Dish para ganar más suscriptores; en tanto que el inversionista Elliott Management presiona a su socio AT&T a desprenderse de sus activos inalámbricos mexicanos, que también incluyen la parte de AT&T en Sky.

La AI, en un extracto de las investigaciones que realiza desde mayo de 2019 a la concentración Axtel-Televisa que fue radicada en los expedientes AVC-002-2018 y AI/DC-002-2019, ha emitido un dictamen preliminar en el que afirma la existencia de poder sustancial de Grupo Televisa en el negocio de televisión de paga en esos 35 mercados, entre los que destacan Aguascalientes, San Luis Potosí, Ciudad Juárez, Monterrey y la Ciudad de México, a excepción aquí de las alcaldías de Tláhuac y Milpa Alta.

De confirmarse la existencia de un poder sustancial de Televisa en televisión de paga, esta sería la segunda ocasión en que el regulador sectorial declara a este agente económico bajo esa denominación, luego de una primera estimación del 18 de marzo del año 2015 y ratificada el 1 de marzo de 2017, pero que Televisa combatió en diversos tribunales, hasta que la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) la echó atrás en marzo de 2018 con el argumento de que el IFT se excedió en sus mediciones y entonces le ordenó una nueva discusión del asunto y a dejar sin efectos las posibles medidas asimétricas pensadas contra ese actor.

Los elementos hallados por la Autoridad Investigadora deben considerarse como indicios de poder sustancial en esos mercados, pero son suficientes, dice Agustín Ramírez, especialista en telecomunicaciones de la Universidad Anáhuac, para iniciar un procedimiento administrativo de la mano de la Unidad de Competencia Económica del IFT a Grupo Televisa, seguido en forma de juicio, en que se le dará garantía de audiencia a este agente para que presente los argumentos que considere a su favor y que la alejen de la denominación de poder sustancial.

De confirmarse la hoy presunción de poder sustancial, el caso será llevado al pleno de siete comisionados del IFT, quien con base en un proyecto de resolución declarará la existencia de poder sustancial de mercado por parte de ese agente, para seguidamente iniciar la imposición de las medidas asimétricas necesarias.

En mayo de 2019, pocos meses después de la concentración Axtel-Televisa, este medio divulgó que un análisis de la Unidad de Competencia Económica del IFT estimó que con la compra de los activos de Axtel, en el negocio del video, llegaría al 76.7% de la televisión restringida en Aguascalientes; al 64.2% en Ciudad Juárez; a 66.2% en Zapopan; 68.4% en San Luis Potosí capital; a 73.9% en Monterrey y a 75.0% en la Ciudad de México.

Grupo Televisa entonces llegó a una participación de entre 64.2 y 76.7% en el mercado de televisión de paga en aquellas localidades donde adquirió los activos de infraestructura y usuarios residenciales de Axtel a finales de 2018 por 4,713 millones de pesos, según las estimaciones de la UCE.

“El 4 de septiembre de 2019, la Autoridad Investigadora del IFT emitió el dictamen preliminar en el expediente AI/DC-002-2019 con el que determinó que derivado de la operación (Televisa-Axtel), existen elementos para determinar la existencia de poder sustancial por parte del grupo de interés económico denominado Grupo Televisa en 35 mercados relevantes del servicio de televisión y audio restringido”, informó la Autoridad Investigadora en su extracto.

La Autoridad Investigadora estima por ahora que Televisa tendría poder sustancial de mercado en la televisión de paga de las plazas de Aguascalientes, Jesús María y San Francisco de los Romo del estado de Aguascalientes; en Ciudad Juárez, Chihuahua. En Zapopan, Jalisco, y en Soledad de Graciano Sánchez y San Luis Potosí capital.

En Apodaca, General Escobedo, Guadalupe, Juárez, Monterrey, Pesquería, San Nicolás de los Garza, San Pedro Garza García y Santa Catarina, para el caso de Nuevo León. En Atizapán de Zaragoza, Cuautitlán Izcalli, Huixquilucan, Naucalpan y Tlalnepantla, en lo que respecta al Estado de México.

Y para el caso de la capital, la existencia de poder sustancial de mercado de Grupo Televisa se circunscribe a las alcaldías de Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Benito Juárez, Coyoacán, Cuajimalpa, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Iztapalapa, Iztacalco, Magdalena Contreras, Miguel Hidalgo, Tlalpan, Venustiano Carranza y Xochimilco.

En diciembre de 2018, Axtel transfirió 227,802 clientes residenciales y 4,432 kilómetros de redes de fibra óptica a Televisa, una concentración radicada en el expediente AVC-002-2018 y al amparo del artículo noveno transitorio de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR), que fue aprobada por unanimidad en el IFT el 10 de abril de este año, según el acuerdo P/IFT/00419/171.

“Esto es regresar al añejo tema de la concentración que tiene Televisa en ese mercado de TV de paga”, dijo Agustín Ramírez, de la Universidad Anáhuac. “Es evidente, que se podrían determinar con mayor seguridad medidas por poder sustancial de mercado si van por regiones específicas. Esto podría ser un asunto serio para Televisa”.

Fuente: El Economista

 

Compartir