Compartir

Agencias

La agenda de Telefónica del próximo año estará marcada por las subastas de frecuencias radioeléctricas en cuatro países, de los que tres de ellos gozan de altísimo interés estratégico para el grupo: España, Brasil, Reino Unido. Además, en todos esos mercados (incluido Colombia) se pondrá a la venta los recursos radioeléctricos de 700 MHz, considerados los más valiosos y eficaces para extender la telefonía 5G. Según confirma la compañía a través de un informe corporativo, el grupo contempla «posibles salidas de efectivo» tanto como para obtener un espectro adicional como para cumplir con los requisitos de cobertura asociados a algunas de sus licencias.

Lo anterior viene a significar que la ‘teleco’ acudirá a dichas subastas con la determinación de aprovechar la ocasión e incrementar sus recursos radioeléctricos a golpe de talonario. No le quedará otra a Telefónica, ya que sus rivales participarán con idénticas intenciones. En todos los casos, no existe un presupuesto fijo para la compra de espectro, puesto que se trata de subastas en la que serán los propios licitadores los que pondrán el nivel de gasto, a golpe de pujas con precios al alza hasta que los propios interesados decidan dejar de invertir. A modo de referencia, en la subasta de Alemania, Telefónica invirtió el pasado junio un total de 1.425 millones de euros por 90 MHz en las bandas de 2,1 GHz y 3,6 GHz.

En el caso de España, la subasta de espectro de la banda de 700 MHz se realizará durante los meses de en enero o febrero, periodo que coincidirá con la migración de las frecuencias que actualmente utiliza la Televisión Digital Terrestre (TDT) en muchas localidades españolas. También se buscará el mejor postor para recursos de las bandas milimétricas de 26 GHz, así como de otras de 1,5 GHz, sin que se hayan aprobado las condiciones del reparto y subasta. Sin salir de España, Telefónica está pendiente de prorrogar sus concesiones administrativas de las bandas de 3,4-3,6 GHz, donde dispone de dos bloques de 20 MHZ cada uno, así como en la banda de 2,1 GHz, con dos bloques pareados de 5 MHz y otro de 5 MHz. Según explica el operador, en ambos casos, la duración inicial prevista es hasta abril de 2020, con la posibilidad de prórroga de 10 años adiciones, hasta 2030.

En el Reino Unido, Telefónica se verá las caras con Vodafone, EE y Hutchison para adquirir las frecuencias de las bandas de 700 MHz y 3,6-3,8 GHz que previsiblemente se sacarán a concurso a comienzo de 2020. En la última subasta de espectro en aquel país, celebrada la pasada primavera, Telefónica UK (que opera con la marca O2) invirtió cerca de 632 millones de euros para adjudicarse un total de 80 MHz de las bandas de 2,3 y 3,4 GHz , así como 40 MHz de 2,3 GHz y otros 40 MHz de 3,4 GHz.

En Brasil, Telefónica pugnará en la subasta de frecuencias de 700 MHz, 2,3 GHz, 3,6-3,8 GHz y 26 GHz, posiblemente en la segunda mitad de 2020, con la rivalidad frontal de Claro. Lo mismo ocurrirá en Colombia, país donde ya se conocen las condiciones una subasta que se realizará en 2020 y en la que se pondrán en valor los recursos radioeléctricos de las bandas de 2,5 MHz, 1.900 MHz y 700 MHz.

Fuente: eE

Compartir