Compartir

Organismos internacionales

Según las nuevas cifras presentadas por la UIT, en la mayoría de los países del mundo las mujeres continúan beneficiándose menos que los hombres del poder transformador de las tecnologías digitales.

En Measuring digital development: Facts and figures 2019, primera publicación de la nueva serie de la UIT Measuring digital development, se calcula que más de la mitad de la población mundial de mujeres (en concreto, el 52%) todavía no utiliza Internet, frente al 42% de los hombres.

En términos globales, el porcentaje mundial de mujeres que utilizan Internet es el 48%, frente al 58% de los hombres. En todas las regiones del mundo (salvo en América, que se acerca a la paridad), más hombres que mujeres hacen uso de Internet.

Las cifras de la UIT muestran que la brecha de género digital, aunque se ha reducido en la Comunidad de Estados Independientes y en Europa, está creciendo en África*, los Estados Árabes y la Región de Asia-Pacífico, y es mayor en los países en desarrollo, en especial en los países menos adelantados.

«Los informes de la serie Measuring digital development de la UIT constituyen un poderoso instrumento para comprender mejor los problemas relacionados con la conectividad, como la creciente brecha de género digital, en un momento en que más de la mitad de la población mundial utiliza Internet», afirmó Houlin Zhao, Secretario General de la UIT. «Las estadísticas de la UIT ayudan a los responsables políticos y los organismos reguladores a tomar decisiones informadas en materia de normativas para conectar a los que no están conectados y medir los progresos en el plano mundial.»

Las redes móviles y la brecha de género en materia de telefonía móvil

Las cifras de la UIT muestran que el 97​% de la población mundial vive ahora dentro deI alcance de una señal móvil celular y el 93% tiene cobertura de una red 3G (o superior).

En América, la Región de Asia-Pacífico y Europa, más del 95% de la población tiene cobertura de una red de banda ancha móvil 3G o superior; en los Estados Árabes, el 91%; en la Comunidad de Estados Independientes, el 88%; y en África, el 79%.

Un total de 85 países suministraron datos sobre la propiedad de teléfonos móviles. En 61 de ellos la proporción de hombres con teléfono móvil es mayor que la proporción de mujeres. De los otros 24 países, que presentan paridad de género en cuanto a la propiedad de teléfonos móviles o en los que hay más mujeres que hombres con teléfono móvil, Chile registra la mayor brecha de género digital a favor de las mujeres, a saber, el 12%.

Las cifras de la UIT confirman que existe una correlación entre la brecha de género en materia de propiedad de teléfonos móviles y en materia de Internet: los países con gran desigualdad de género en cuanto a la propiedad de teléfono móvil también se caracterizan por un elevado número de mujeres que no utilizan Internet. Dado que los teléfonos móviles son el medio de acceso a Internet más utilizado, se podría reducir la brecha de género de Internet haciendo frente al problema de la propiedad de teléfonos móviles entre las mujeres.

Todavía hay 3.600 millones de personas que no están conectadas

Las cifras de la UIT confirman que el uso de Internet continúa creciendo en todo el mundo, y actualmente 4.100 millones de personas hacen uso de la red, esto es, el 53,6% de la población mundial.

Sin embargo, se calcula que 3.600 millones de personas todavía no están conectadas, y la mayoría de ellas –en especial las mujeres– viven en países menos adelantados, donde en promedio solo 2 de cada 10 personas lo están.

«Conectar con el poder de las tecnologías digitales a los 3.600 millones de personas que todavía no lo están debe convertirse en una de nuestras prioridades de desarrollo más urgentes», afirmó Doreen Bogdan-Martin, Directora de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones de la UIT (BDT por sus siglas en inglés). «La colaboración entre las diferentes partes interesadas será un elemento clave para conseguir que la conectividad universal y fiable sea una realidad para todas las personas. Se necesitarán medidas orientadas específicamente a reducir el coste de la banda ancha y políticas innovadoras que permitan financiar el despliegue de redes para llegar a las poblaciones no conectadas.»

El uso de Internet en los países en desarrollo está alcanzando niveles de saturación: casi el 87% de su población está conectada. Europa es la región con los valores de uso de Internet más altos (82,5%), mientras que África es la que presenta los valores más bajos (28,2%).

La UIT calcula que, a finales de 2019, el 57% de los hogares de todo el mundo tendrán acceso a Internet. Pese a ello, se espera que el número de hogares con computadora solo suba 1 punto porcentual aproximadamente, hasta el 49,7%, entre 2018 y 2019. La ralentización del crecimiento de la propiedad de computadoras en los hogares se explica por el hecho de que, en muchos países, ya no se necesitan estos equipos para acceder a Internet en el hogar, puesto que las personas simplemente se conectan a través de sus teléfonos inteligentes.

Obstáculos a la utilización de Internet

La asequibilidad y la falta de competencias digitales todavía son algunos de los obstáculos más importantes a la adopción y el uso eficaz de Internet, en especial en los países menos adelantados.

En 40 de los 84 países de los que se tienen datos, menos de la mitad de la población posee competencias informáticas básicas, como copiar un fichero o enviar un correo electrónico con un adjunto.

Aunque se requieren más datos, las conclusiones iniciales indican que es vital que los gobiernos se centren de manera urgente en adoptar medidas para mejorar las competencias digitales, sobre todo en el mundo en desarrollo.

«Incluso en los casos en que existe conectividad, tenemos que abordar los problemas críticos, como la asequibilidad del servicio, el coste de los teléfonos y la falta de competencias y conocimientos digitales, de manera más creativa, a fin de que más personas –y, en especial, más mujeres– puedan participar y progresar en la economía digital», afirma la Sra. Bogdan-Martin.

Descargar una versión del ​informe en PDF (en inglés)

Fuente: UIT

 

 

Compartir