Compartir

Agencias

La compañía alemana de telecomunicaciones Deutsche Telekom tuvo en los tres primeros trimestres un beneficio neto de 3.213 millones de euros, un 23,7% más, por el crecimiento en EEUU y Alemania, y tras la mejora del resultado financiero por la aplicación de la nueva norma contable.

Deutsche Telekom informó este jueves de que el resultado operativo mejoró entre enero y junio hasta 7.665 millones de euros (+8,7%) y la facturación hasta 59.169 millones de euros (+6,8 %).

El presidente de la compañía, Tim Höttges, dijo que el beneficio subió en los nuevos primeros meses de este año en todas las áreas del consorcio, en algunos casos cifras de crecimiento de dos dígitos, y añadió que, “al mismo tiempo, invertimos cifras récord”. Las inversiones subieron hasta septiembre un 9,8% (10.000 millones de euros), principalmente en la ampliación de la red de telefonía móvil y fija.

En Alemania el número de hogares con una conexión rápida a internet, de conexiones con fibra óptica (FTTH, VDSL/Vectoring), ha aumentado un 20 %, hasta 14 millones, en el último año, también han tenido éxito las tarifas planas de datos que utilizan 2,8 millones de clientes, un 79 % más que hace un año.

El flujo de caja libre aumentó un 17,5 % (2.100 millones de euros), en el tercer trimestre.

La compañía alemana de telecomunicaciones explicó que el resultado financiero mejoró hasta -1.500 millones de euros, desde -2.100 millones de euros un año antes, por efectos positivos en el valor de derivados en T-Mobile US al aplicar la nueva norma de información financiera NIIF 16.

Además, el resultado del segundo trimestre del año pasado había estado lastrado por un pago de 600 millones de euros al Estado alemán por los retrasos en la implementación del sistema de peajes a camiones en Alemania, según el acuerdo alcanzado en el proceso de arbitraje.

En el tercer trimestre Deutsche Telekom consiguió una facturación récord de 20.000 millones de euros (+4,8 % que un año antes) por el crecimiento en EEUU y algunas adquisiciones.

Ha ajustado su dividendo a 0,60 euros por acción para el 2019, cantidad que será el dividendo mínimo para los próximos años, independientemente de si se produce la fusión entre su filial de telefonía móvil estadounidense T-Mobile US y Sprint. De este modo, Deutsche Telekom baja su dividendo respecto al 2018 (0,70 euros).

Las dudas sobre si al final de producirá la fusión habían creado confusión entre los inversores respecto a los dividendos y Deutsche Telekom ha querido dar claridad. Además, ha tenido costes más elevados por las inversiones en la telefonía móvil de quinta generación en Alemania de 2.200 millones de euros y también habrá subastas de frecuencias en EEUU.

La filial de servicios para empresas T-Systems incrementó con fuerza un 23,6 % la entrada de pedidos en el tercer trimestre (1.640 millones de euros), sobre todo en el área de información clasificada, internet de las cosas y seguridad, pero también en negocios clásicos como servicios de telecomunicaciones e infraestructuras de TI.

Aunque la facturación bajó un 5,5 % porque estos negocios clásicos son menos rentables.

Fuente: Finanzas

Compartir