México analiza un rescate de la banda de 3.5 GHz para potenciar su primera subasta de 5G en 2020

Compartir

Por Nicolás Lucas, El Economista

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) comienza la planificación del proceso que ya puede considerarse como la primera licitación de frecuencias para servicios de quinta generación o 5G de México. Se trata de la banda de los 3.5 Gigahercios (GHz) que saldrá a concurso en las últimas semanas de 2020 y este hecho dependerá en buena medida del desempeño de la economía mexicana en ese año y del reordenamiento de las concesiones de uso público y comercial que hoy explotan dicho espectro.

La Coordinación de la Sociedad de la Información y el Conocimiento (CSIC) de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) se convertirá en el actor clave para que el proceso licitatorio resulte de mayor atractivo para los interesados en ofrecer servicios inalámbricos fijos y/o móviles con Internet de las cosas y 5G, en principio, sobre el mercado de corporativos y gobierno, porque la CSIC tiene asignados 50 Megahertz nacionales de 3.5 GHz, tanto como Telmex, Axtel y AT&T, y poco los explota, por lo que el IFT sopesa una reubicación de esas concesiones hacia otras bandas radioeléctricas.

El regulador avanza de esta forma hacia su primera subasta de señales para redes de 5G el próximo año, con lo que México estará a la par de Brasil, el competidor regional de los mexicanos, que para 2020 también perfila su primera licitación 5G en tramos de 2.3/2.6 GHz, en 3.5 GHz, 4.9 GHz y en los 700 MHz, pero cuyo proceso está siendo muy cuestionado por los operadores del mercado brasileño.

Por ahora, el regulador ya ha logrado reubicar a AT&T, Axtel y Telmex —los tenedores históricos de la banda que la usaban para enlaces de microonda punto a punto— en bloques corridos para un mejor aprovechamiento de la misma y piensa en cómo concursar también la banda de los 600 MHz para 5G, cuenta Alejandro Navarrete, director de la Unidad de Espectro Radioeléctrico del IFT.

—Al parecer, la banda de los 3.5 GHz avanza sin inconvenientes de las empresas móviles y las satelitales por su reordenamiento y estaría lista para un proceso el próximo año, ¿es así?

En realidad son tres procesos que están involucrados desde los 3.3 hasta los 3.6 GHz. El primero de ellos va de los 3.3 a los 3.4 Gigahercios y allí no hay una coexistencia de los móviles con los satelitales, porque los satelitales comienzan más allá del 3.4; por eso la incluimos en el Programa Anual de Uso y Aprovechamiento de Bandas de Frecuencias como una banda de acceso inalámbrico sin calificativo, por lo que será de fijo y móvil.

De 3.3 a 3.35 está la CSIC y de 3.4 a 3.6, con el reordenamiento que aprobó el pleno del IFT, a Axtel, AT&T y Telmex, a los tres operadores, se les prorrogaron sus concesiones por 20 años más en formato TDD. Este formato implica un uso corrido de 50 MHz, en lugar del formato FDD de 25 más 25 MHz. Todo eso ya ocurrió y el reordenamiento los posicionó a ellos hacia la parte de la banda de los 3.45 a los 3.6 GHz. Los primeros 50 MHz los tendrá Telmex, los segundos los tendrá Axtel y los terceros los tendrá AT&T, en ese orden.

—A decir de aquellas recomendaciones técnicas sobre la idoneidad de que un operador cuente con hasta 100 Megahertz para sus servicios, ¿habría espacio para que Movistar compre banda de 3.5 GHz siendo que Telcel con Telmex y AT&T ya tienen espectro allí? ¿Le tendría que rentar banda a Axtel?

—Claro, ellos podrían. Quedan disponibles 50 MHz en la parte de debajo de la banda, en la que va de 3.4 a 3.45 hay espectro para el que lo quiera; cualquiera puede participar. La idea es hacer posible que de 3.3 a 3.45 se liciten y que todo eso se junte con los 3.45 a 3.6 que ya fue reordenado. Todo corrido. Aunque no se ha definido bien todavía, podría ir por 50 MHz o por cien, de 3.3 a 3.4 GHz, asumiendo que podamos recuperar los 50 MHZ que tiene la CSIC.

El punto es que de 3.3 a 3.4 sería para servicios inalámbricos, sean fijos o móviles; que de 3.4 a 3.6 la idea es que sea para acceso inalámbrico fijo, por lo pronto así.

—¿Este planteamiento no se convierte así en una condicionante para las empresas?

—Por lo pronto sí. Mientras no tengamos nuevos estudios que nos permitan establecer las condiciones de convivencia para servicios móviles, de 3.4 a 3.6, con la convivencia de los servicios satelitales.

—La CSIC se está convirtiendo en un actor relevante para el futuro de la 3.5. ¿Cabría la posibilidad de que el IFT entre al rescate de ese tramo de la banda por el mejor aprovechamiento de la misma?

—De los 3300 a los 3350 están hoy asignados a la CSIC de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Estamos en pláticas con ellos para ver la posibilidad de recuperar ese espectro, ya que prácticamente no está siendo utilizado, salvo en algunos estados de la República, y por eso estamos en pláticas para que se pueda licitar todo este tramo completo de la banda.

El pleno, ahora que terminó el plazo para recibir la retroalimentación (de la consulta pública) podría incluir el pedacito para ya hacer la banda corrida. De 3.4 a 3.45 no hay ningún problema, lo que es con la Secretaría es de 3.3 a 3.35; los primeros 50 MHz. Depende de la Secretaría el tramo de la 3.35.

—La empresa Altán Redes pudo y no fue en su momento por la banda de 2.5 GHz. ¿Se esperaría que esta vez concursen por 3.5 GHz?

—Claro. Aunque eventualmente las bandas que ya tienen hoy los operadores, donde tienen 3G y 4G o 4.5G, podrían ser utilizadas para 5G; lo que ya tienen en 2.5 GHz, eventualmente, según nuestra visión, acabaría siendo desplegada con tecnología 5G.

—¿Coincide en que esta será la primera subasta de 5G en México y que previo pudieran salir al mercado los bloques restantes de 2.5 GHz y de espectro AWS?

—Tenemos que ver cuándo es el momento apropiado para sacar la banda al mercado. El proceso pudiera comenzar a finales del año 2020 y terminar en el 2021 y también va a depender de poder agregar el pedacito que hoy tiene la CSIC para poder hacer la licitación corrida.

¿Sería posible para 5G? es lo más probable. En el IFT somos tecnológicamente neutros, no le ponemos etiquetas a las bandas; pero por los tiempos en que se daría esa licitación, los operadores se inclinarían por desplegar servicios con tecnología 5G.

Fuente: El Economista

Compartir